En la ladera del monte Fuji, junto a Tokyo, se encuentra Aokigahara, el bosque de los suicidas. Este hermoso lugar ha sido un lugar relacionado con la muerte desde hace siglos, pues allí llevaban a los ancianos