caronte

Mis villanos favoritos: Caronte

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Caronte ha sido siempre mi personaje mitológico favorito. Seguro que conocéis la tradición. Antiguamente, a los enterrados se les ponía una moneda bajo la lengua, o en los ojos, para pagar al barquero. Caronte, en su horrible barca, es el barquero que lleva el alma de los muertos a través del Estigia (o el Aqueronte, según las fuentes), uno de los ríos del Inframundo, para llegar al reino de Hades, el Infierno. Todo el que no podía pagarle debía esperar un siglo vagando por la ribera del ponzoñoso río hasta que Caronte accedía a llevarles.

El aspecto de Caronte es el de un anciano flaco de ropas oscuras y maneras desagradables, oculto tras un antifaz mientras descarga insultos sobre sus pasajeros. También se le ha representado como un demonio alado armado con un martillo que selecciona entre las almas según el pago que le pueden hacer.

¿Un villano? No exactamente. Caronte no juzga ni castiga, sólo traslada. Sin más moral o propósito que la avaricia, Caronte lleva a los muertos cobrando una moneda en su podrida barcaza. Su apariencia y su comportamiento despreciable nos provoca rechazo, pero es más desagradable su frío trabajo, desatendiendo cualquier súplica, argumento o amenaza, llevando sin remordimientos almas en dirección a su castigo eterno.

Caronte ha sido utilizado muchas veces en la ficción, de forma reconocida o como clara referencia, normalmente como un personaje secundario, pero atroz, que deja claro los terrores que aguardan en el infierno. Estas son algunas de estas ocasiones.

La DivinaComedia: en su ruta por el infierno, Virgilio lleva a Dante ante la presencia de Caronte, al que recibe con malas maneras y que sólo mediante la mediación del poeta les lleva a los reinos interiores del Infierno. Una obra maestra,la DivinaComedia.Si sois florentinos del siglo XIV os lo vais a pasar pirata leyéndola.

“Y he aquí que viene en bote hacia nosotros

un viejo cano de cabello antiguo,

gritando, “¡Ay de vosotras, almas pravas!

no esperéis nunca contemplar el cielo;

vengo a llevaros hasta la otra orilla,

a la eterna tiniebla, al hielo, al fuego.

Y tú que te encuentras aquí, alma viva,

aparta de estos otros, ya difuntos.

(…)

Las peludas mejillas del barquero

del lívido pantano, cuyos ojos

rodeaban las llamas, se calmaron.

Mas las almas desnudas y constritas,

cambiaron el color y rechinaban,

cuando escucharon las palabras crudas.

Blasfemaba de Dios y de sus padres,

del hombre, el sitio, el tiempo y la simiente

que los sembrara, y de su nacimiento.

Luego se recogieron todas juntas,

llorando fuerte en la orilla malvada

que aguarda a todos los que a Dios no temen”

 

Dante´s Inferno: el videojuego basado en la anterior obra enfrenta a Dante, en este caso un templario con remordimientos por sus pecados, a los diferentes reinos del infierno en su búsqueda de su amada, y prematuramente arrebatada, Beatriz. En este juego Caronte nos sale al paso, con una apariencia original. Aquí Caronte no es un anciano andrajoso, sino que es una gigantesca mole, vagamente humanoide, un enorme barco hecho de carne cuyo mascarón de proa es un rostro aterrador de ojos incendiados. En Dante´s Inferno, barcaza y barquero se fusionan en una única y grotesca criatura.

Furia de titanes: en la moderna versión de esta película clásica, Caronte es convocado con una moneda arrojada al Estigia. Su apariencia es la de un ser esquelético vestido con jirones que dirige un gran y destartalado barco.

Sandman: la canción de Orfeo: En este comic de la estupenda saga de Sandman Caronte traslada a Orfeo a los infiernos. Su apariencia es la clásica del viejo famélico en una barca pequeña y frágil. Encontramos aquí la aparición fugaz de un Caronte más hablador y melancólico.

God Of War: Los que conozcan los videojuegos de God of War, una saga redonda a nivel gráfico, de guión y de jugabilidad, sabrán que Kratos, su protagonista, visita el Infierno con bastante frecuencia. En el juego parala PSPLasCadenas del Olimpo (para esta plataforma llegaría más adelante El Fantasma de Esparta) Kratos se enfrenta con el barquero, al que mata y arrebata su máscara de mortales poderes. Si jugáis a este juego encontraréis a un Caronte tan demacrado y despreciable como tradicionalmente se le ha representado, armado con una guadaña.

Wraith, el Olvido: esta referencia rolera es inevitable, pues Caronte es en Wraith, el Olvido, casi lo que Caín es en Vampiro:la Mascarada.EsCaronte el primero y más ilustre de los barqueros, orden misteriosa y poderosa que ha aprendido a manejar sus barcas porla Tempestad, la destructora e inefable tormenta que envuelve el reino de los muertos. Fue capaz de crear, construir y gobernar Estigia, la isla estado, y formó la jerarquía con el objetivo de organizar, y tal vez dominar, el tumultuoso reino del Más Allá. Aquí Caronte deja de ser un servidor, y se convierte en líder y regidor.

Los caballeros del Zodiaco: Seiya y sus compañeros tuvo que enfrentarse, en su descenso a los infiernos, a uno de los espectros de Hades, Caronte. Bravucón, necio, más joven de lo habitual, cargado de una pintoresca armadura y con un remo como arma principal.

Matrix: El Ferroviario es un personaje que encontramos en la tercera parte de la trilogía de Matrix, Matrix Revolutions. Cuando Neo queda en un limbo fuera de Matrix, en lo que parece ser una estación de Metro, una oscura figura al fiel servicio de Merovingio, el Ferroviario, traslada programas fugitivos dela CiudadMáquinaa Matrix. Del mismo modo que Caronte a Hades, el Ferroviario sirve a Merovingio, del que ya se nos han dado suficientes referencias para saber que se trata del Demonio del Inframundo virtual. No responde a más razón que a la de un pago acordado, y sin él, es imposible acceder al Otro Lado.

Scoop: Sí, sí, en la película de Woody Allen protagonizada por Scarlet Johanson y Hugh Jackman encontramos que los fallecidos, entre ellos el propio personaje interpretado por Allen, son llevados al Infierno en un viejo barco. Tiene la apariencia Caronte de una figura encapuchada cargada de una guadaña, por lo que quizá se trate dela Muerteganándose un sobresueldo.

Star Trek: también hay un Caronte en la tradición Klingon. Según la leyenda, la barcaza de los muertos, capitaneada por Kortar, el primer klingon, cumple la función de trasladar a los klingon sin honor a su castigo eterno. Kortar, el primer klingon, mató a los dioses cuando se hizo más poderoso que ellos, y fue condenado por ello a llevar el alma de los cobardes y pusilánimes a las Puertas de Gre´thor. El Infierno. Kortar es, por tanto, a la vez Adán, Prometeo y Caronte. En su viaje, los Kos´karii, equivalentes viperinos a las sirenas, reclaman y devoran a todo el que caiga a las aguas.

Ghost Ship: En la película de 2002 protagonizada por Julianna Margulies, un piloto de los guardacostas, interpretado por Desmond Harrington (Quinn, en Dexter, y al que pudisteis ver en El Caballero Oscuro: la leyenda renace, si teneis buen ojo), acude a un grupo de recuperadores de barcos con una información valiosa: ha detectado en sus vuelos un gigantesco navio a la deriva. Al llegar a él, comprueban que se trata del Antonia Grazza, un transatlántico de lujo perdido medio siglo atrás y que, como el nombre de la película sugiere, está habitado por los fantasmas de todos los que murieron a bordo. Procedo a reventaros la película al contar que la protagonista descubre que el piloto es en realidad un ser demoniaco, encargado de llenar el barco de almas para trasladarlas al infierno. El nombre con el que se presentó el piloto es Ferriman. El barquero.

 

Pero si os digo la verdad cada vez que he visto una representación o imagen de Caronte, yo siempre pensaba si era buena o mala en función de la idea que tenía yo del barquero. Un día, recordé de dónde venía esa imagen tan clara. Cuando yo era pequeño, hice una colección de cromos, de esos que eran de cartón y no tenían pegatina. Se trataba de una colección de monstruos y alienígenas, de las pocas que conseguí acabar. Uno de ellos era un viejo andrajoso y desagradable que remaba en una pequeña canoa. Se trataba, claro, de Caronte, y esta es la imagen que regó mis fantasias. ¿Alguno recuerda esta colección, y esta siniestra ilustración del barquero del infierno Caronte?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Hal

    Muy buen artículo, felicidades.

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Muchas gracias, la verdad, el personaje da para mucho

  2. ¡Muy curioso tu post! Me ha encantado el enfoque tan original que le has dado.

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      ¡Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado! Siempre me ha atraído el personaje y seguiré añadiendo referencias a esta entrada si encuentro nuevas versiones del personaje

DEJA TU COMENTARIO