img098

Terra Primate, el juego de rol en un planeta de simios

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Email this to someone

Con la película La Guerra del Planeta de los Simios aún caliente en la retina hoy nos acordamos del juego Terra Primate, de Eden Studios.

Terra Primate es uno de los que la editorial sacó con el sistema Unisystem, junto con el juego de rol de Buffy Cazavampiros, Witchcraft, Conspiracy X o, el más conocido al menos en España, All flesh must be eaten. Con este último juego tiene muchos paralelismos Terra Primate, al ser un manual que analiza con detalle y cariño el subgénero que trata, en el caso que nos ocupa hoy, la ficción con simios inteligentes de por medio. Encontramos en su interior las reglas para representar estos mundos y nos ofrece la posibilidad de manejar un personaje simio (orangután, chimpacé, gibón o gorila) o un humano, que, como reza el subtítulo de Terra Primate, es aquí el eslabón perdido.

En las 260 páginas del manual encontraremos lo suficiente para recrear estos universos, incluida una lista de equipo no exhaustiva, pero sí suficiente, y reglas para los poderes psíquicos. Al usar el Unisystem -un sistema sencillo y atractivo- podemos completar este sistema con lo visto en otros manuales, incluso combinando géneros hasta la locura.

En lo relacionado con el trasfondo el manual juega a proponernos diferentes maneras por las que los monos han alcanzado una inteligencia similar a la humana.

Por último, encontramos una sección similar a la que disfrutamos en All flesh must be eaten en la que, lejos de proponernos un trasfondo unitario, el juego nos ofrece diferentes escenarios en los que la Humanidad y los simios chocan por la supremacía.

Apeworlds sería el trasfondo más básico y nos ofrece un trasunto del Planeta de los simios, en el que los simios dominan con mano de hierro y someten a la esclavitud a los humanos. La presencia de esta película es evidente en todo el manual, pero por evidentes motivos de derechos y por homenaje a otros géneros en los que los monos han ocupado un lugar destacado, no es el único entorno descrito.

Apeopolis. Aquí los simios han desarrollado una civilización muy avanzada, tecnológicamente superior a la nuestra contemporánea, y han superado su atavismo animal. Es similar este trasfondo al que vimos en el relato original que inspiró al planeta de los simios, en versiones del guión original menos inspiradas o en Ciudad Gorila del universo DC.

Heart of Africa, Apuesta pulp, en la que tribus con simios protointeligentes viven en el centro de Africa. Años 20, zombis, nazis, nada es demasiado para este mundo simio, que casaría bien con el trasfondo de Hollow Earth Expedition. Como curiosidad los gorillas que aquí salen son blancos, como nuestro Copito de Nieve. La referencia que se me viene a la cabeza es la entretenida Congo.

Majestics Apes. Encontramos aquí otro remedo del Planeta de los Simios, pero medieval. No le prestéis mucha atención.

Invasión os the Apes. Una fractura dimensional une dos universos, el nuestro y uno habitado por simios inteligentes, hostiles y proto nazis. Una ambientación violenta y divertida.

Island of the Dr. Monroe. La referencia es evidente. En un olvidado lugar, un científico loco dota de inteligencia a los monos y los utiliza como esclavos. Los personajes pueden poner en peligro el dominio del Dr. Monroe, ¿lo permitirá fácilmente?

Apeocalypse. Mad Max + Monos. Asimiladlo.

Simians and Sorcerers. Típica ambientación en la que se combinan simios con espada y brujería. Me simpatizan unos monos alados al más puro estilo El mago de Oz.

Primal Apes. Una grieta dimensional nos lleva a un universo en el que la Tierra primigenia nunca fue devastada por un meteorito y los dinosaurios campan a sus anchas, ignorantes de su suerte. La raza terrestre dominante son los simios inteligentes, y el ser humano existe, pero evolucionó en el mar, es anfibio y es combatido por los monos cuando pisa la tierra firme.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO