inj

Ninja!, la precuela de los míticos librojuegos The Way of the Tiger

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

La noticia no podía ser mejor; después de casi treinta años, los legendarios librojuegos de The Way of the Tiger ven un nuevo título. The Way of the Tiger nos narra la historia de un joven ninja en un mundo de fantasia. A lo largo de los 6 números que se publicaron, manejamos a este ninja sin nombre en su venganza por la muerte de su padre adoptivo y maestro, y posteriormente en su esfuerzo por reclamar el título de Gran

Una de las ilustraciones del libro

Señor de la ciudad de Irsmuncast, que le fue arrebatado a su padre biológico. Interpretar a un ninja en un mundo de fantasía, ¿qué puede ser más sugerente?

Hace un año, David Walters inició una campaña de crowdfunding para poder publicar un nuevo título de la saga, con permiso de Mark Smith y Jamie Thomson, los creadores de The Way of the Tiger. La campaña tuvo éxito y ya tenemos en nuestras manos Ninja!, el número cero de la colección. La historia nos devuelve a la encarnación de nuestro ninja favorito, después de que nuestro padre adoptivo Naijishi haya sido asesinado por el pérfido Yaemon para robarle los Papiros de Kettsuin, pero antes de iniciar nuestra aventura para recuperarlos y vengar a Naijishi. La apuesta por una precuela me parece curiosa, máxime cuando Inferno!, el último libro publicado, quedaba en un cliffhanger nunca resuelto, lo que da vía libre para continuar y cerrar una historia que nos dejó a todos con el corazón en un puño. Imagino que el respeto por la obra original ha influido en esta apuesta, aunque se anuncia la posibilidad de una continuación, incluso, se me para el corazón, de un juego de rol basado en The Way of the Tiger y en el mundo de Orb.

En Ninja! somos el más joven de los cinco Iniciados del Círculo Interior que participan en un desafío para convertirnos en Gran Maestro de los Cinco Vientos. Nuestro viaje nos lleva por ciudades antiguas, elevadas montañas y bosques salvajes. Los Iniciados viajaremos desde nuestra isla, la Isla de los Sueños Apacibles (siempre me ha encantado ese nombre) a la Isla de la Abundancia, un lugar idílico, pero lamentablemente

Gorobei, uno de nuestros rivales en Ninja!, tal como lo dibujó hace treinta años el gran Bob Harvey

asolado por la Rebelión del Loto Negro hace unos años. Allí nuestro personaje y cuatro iniciados más -unos ninjas y otros monjes- deberán capturar las banderas de las cinco ciudades más importantes, necesitando dos para ganarse el derecho de aspirar al título de Gran Maestro. Pero no sólo nos enfrentaremos a los guardias de las ciudades; unos peligrosos monjes y un extraño mago recorren la isla para acabar con todos los seguidores del justo Dios Kwon. ¿Lograremos sobrevivir? Ya os lo anticipo yo, probablemente no.

Por partes. La Trama está muy bien. Nos permite dirigirnos a unas ciudades u otras y vivir diferentes aventuras en cada lectura. Aquí el autor ha apostado por un entorno muy oriental, con sus propias criaturas mágicas, personajes, incluso arquitecturas e idiosincrasias. Si habéis leído los libros originales, recordaréis que el continente en el que se desarrollan tiene una estética y unas características muy similares a la típica Europa medieval fantástica. La Isla de la Abundancia es claramente japonesa, pero no desentona con el material original; se trata de un lugar cercano a la Isla de los Sueños Apacibles, y en lógico que la cultura sea oriental.

Quizá lo peor de la historia venga del extraño acomodo que tienen siempre las precuelas. Se ha optado -tal vez innecesariamente- por ubicar esta aventura después del robo y asesinado de Naijishi pero antes de la partida para recuperar los papiros; en un escenario así no veo que se demorase demasiado tiempo con pruebas y aventurillas no relacionadas con la catástrofe que ha sufrido la isla. Pero vamos, es una opinión que no desmerece la lectura.

El Sistema es el mismo que en los libros de Mark Smith y Jamie Thomson. Al principio del libro se nos dan las maniobras básicas del ninja; tipos de patadas, puñetazos y proyecciones. Cuando nos enfrentamos a un enemigo el libro nos da a elegir entre varios ataques. AL ir a ese apartado, se nos da la defensa del rival y sus puntos de Resistencia y Daño. Si no le matamos, él nos ataca y su dificultad para impactarnos se nos da en ese mismo párrafo. Tras este ataque, podemos repetir nuestro golpe o elegir otro, hasta que uno d elos contendientes muera.

Los puñetazos son fáciles de hacer, pero sólo hacen 1d6 de daño. Las patadas son más complicadas de conseguir, pero hacen 1d6 +2. Las proyecciones no hacen daño, pero nos dan +2 al daño y al ataque en nuestra siguiente maniobra. Las dificultades (tanto de nuestros ataques como las de nuestros enemigos) suele ir de 5 a 8, con 2d6. Los rivales suelen tener unos 10 puntos de vida y nosotros, 20. Sus ataques hacen, más o menos, 1d6. Si calculáis, os daréis cuenta de que es muy fácil perder bastantes puntos de vida en los combates más sencillos, una vida que no se recupera fácilmente. Hay elementos en el combate que nos ayudan, como la posibilidad en ocasiones de utilizar Shurikenes, o de Bloquear ataques, pero un par de malas tiradas encadenadas nos pondrá en una situación precaria para el resto de la aventura.

Una cosa buena que fomenta la dificultad del juego es el que nos insta a utilizar nuestras habilidades ninja de sigilo. Si podemos emboscar o asesinar a alguien asfixiándolo el libro nos da la posibilidad, y resulta provechoso usar otras vías más sutiles para conseguir el objetivo. Es de reconocer al autor que se esfuerce en hacer de Ninja! un Splinter Cell de los librojuegos. Además, como nuestro objetivo es conseguir banderas, yo me tiré muchas misiones evitando a todo guardia o monstruo final, agarrando el trapo y saliendo cagando hostias.

Como en los clásicos, debemos elegir tres de nueve habilidades ninja, a saber, Parar flechas, Acrobacias, Inmunidad a los venenos, Muerte fingida, Escapología, Agujas venenosas, Abrir cerrojos, detectar y desarmar trampas y Escalada. Cada uuna de ellas nos puede ser de utilidad (incluso de vida o muerte) en muchas ocasiones, y el texto hace a todas útiles por igual.

La extensión del libro es similar al de los originales, unos 420 apartados, que nos permiten elegir entre diferentes objetivos al principio y que luego lleva la lectura a algo más lineal. No damos las vueltas ni sufrimos la dificultad ni la frustración que vemos en algunos títulos de Fighting Fantasy, pero es poco probable que superemos la aventura en las primeras lecturas.

La presentación del libro es correcta, con una buena ilustración de portada. La maquetación es muy justita y a veces fallida, dejándote grandes

Los ataques que hacía nuestro ninja

espacios en una página porque en la siguiente hay una ilustración, o dejando en páginas separadas número de apartado y texto. La ficha, por ejemplo, no ocupa toda la página y es sencillamente una imagen incrustada en el texto. Las ilustraciones que tiene en su interior son muy buenas, pero muy distintas a las de los libros de los 80. A mi en particular Bob Harvey, el ilustrador de The Way of the Tiger original, me encantaba en esta o en otras obras. No sé qué habrá sido de él, pero ojala hubiera participado en el proyecto. El principal problema con las ilustraciones es que, en lugar de ser en blanco y negro, son en escala de grises y la impresión no es lo suficientemente buena como para que se disfrute del dibujo. Si en los clásicos el dibujo ocupaba toda la página aquí no pasan de tres cuartos, lo que es una pena porque son muy buenas. Además, cuando el texto acaba con la muerte del personaje se pone la imagen de una calavera metida a capón, en lugar de las imágenes en blanco y negro bien incluidas de otros títulos similares.

Lo que siento es que, por lo que he visto, en las reediciones han prescincido de las ilustraciones de Bob Harvey por otras que, si bien no son malas, no tienen el encanto de las clásicas y resulta innecesario sustituirlas.

Así que poco más que decir. Una lectura estupenda y nostálgica, bien trasladada al lector actual preservando el encanto de los libros que conocimos en nuestra infancia. Si está en vuestra mano, haceros con Ninja!, de The Way of the Tiger; lo disfrutaréis.

“Me desvaneceré en la noche; cambiaré mi cuerpo en madera o piedra; me hundiré en la tierra y pasaré a través de las paredes y de las puertas cerradas. Me matarán muchas veces pero no moriré; cambiaré mi rostro y seré invisible, capaz de andar entre los hombres sin ser visto.”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. birdmanradio

    ¿Va a salir traducido por aquí? ¿hay previsto una reedición de los cuatro que había hasta ahora?

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Que yo sepa no van a salir en castellano, no veo mucho movimiento del mundo de librojuegos por aquí. En español sólo tuvimos los cuatro primeros, asi que tendremos que conformarnos con las reediciones -y los nuevos títulos- en inglés

      • birdmanradio

        ¿los cuatro que salieron aquí son todos muy buenos? ¿la traducción es tan mala como algunos dicen?

        Gracias por el espacio que le dedicas a estos libros que tanto nos gustan, esta muy currado.

        • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

          Yo guardo muy buenos recuerdos de los cuatro, ninguno de ellos me pareció flojo aunque el primero me parecía el más entretenido -y el más complicado-. No los tengo frescos como para recordar si la traducción era buena o no, aceptable, imagino.

DEJA TU COMENTARIO