SpaceAlertPortada-500x500

Space Alert, explorando la galaxia con Homoludicus

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Space Alert es un juego cooperativo de temática espacial editado en España por Homoludicus, de hasta seis jugadores y de menos de 30 minutos de juego. La mecánica particular de Space Alert hace que merezca la pena detenernos en este juego.

En Space Alert nos ponemos en el papel de la tripulación de una nave exploradora. Nuestra nave entra repentinamente en una zona de mucho peligro y debemos

Uno de los posibles atacantes (versión en inglés). Cuanto más se acerque, más potente será su ataque.

hacer frente a peligros externos (y en ocasiones internos) que nos pueden llevar a sufrir una horrible muerte en el frío espacio. Para hacer frente a los ataques que sufriremos debemos mover nuestro personaje por toda la nave y dar una serie de órdenes de disparo, de levantar escudos o de derivar energía. Lo peculiar del juego es que al hacerlo lo hacemos casi a ciegas, sin saber si hay energía con la que disparar, para levantar los escudos o si la nave no se ha bloqueado.

¿Cómo funciona exactamente el juego? Veamoslo

La partida comienza con el tablero, que representa la nave, unos peones para representar a los personajes, marcadores para ver la energía inicial y unos “carriles” por donde vendrán nuestros atacantes. Se pone, para que todos lo escuchemos, un audio de misión, con una voz que nos describe qué está ocurriendo. El audio marcará los acontecimientos que van ocurriendo (principalmente el final de los bloques de turnos y los ataques que se van produciendo por cada una de las zonas del juego) y marcará el final de la partida, que se producirá en 10 minutos.

Cada jugador tiene un tablero con los diferentes momentos del juego, con 7 o 12 turnos, según la modalidad de juego. En cada uno de esos turnos indicamos con cartas la acción que queremos hacer, por ejemplo, bajar de cubierta, derivar energía y disparar. Nos coordinamos con los otros jugadores hablando decidiendo qué hace cada uno, pues la disposición de la nave exige trabajar en equipo: es impracticable ir a cargar de energía un arma para luego dispararla, necesitamos que alguien haya

Nuestra fea nave, con sus cubiertas, armas, escudos, etc. Cada turno elegimos si nos movemos o si hacemos una de las acciones disponibles en cada casilla: A, B o C Aunque el juego es difícil, el tablero es bastante clarito y no da lugar a confusiones.

mandado energía para allá. También tenemos que calcular mentalmente la posición de las naves que nos atacan, pues no sabremos dónde están ni el daño que les vamos haciendo.

Una vez ponemos las cartas de acción en todas las casillas, acudimos a la “caja negra”, que no es sino un repaso de todas las acciones que hemos hecho llevando a la mesa -ahora sí- cada movimiento y cada acción.

En este punto, movemos nuestros personajes, las naves enemigas y la energía, siguiendo rigurosamente los turnos y las acciones simultáneas que hemos hecho, no siempre con el resultado esperado.

Así, turno por turno, nos encontraremos en ocasiones que hemos disparado cuando no hay energía o cuando los enemigos están fuera del alcance, hemos derivado energía a un lado de la nave demasiado pronto o hemos bloqueado el paso a un

Los “raíles” por donde se acercan los enemigos. X, Y y Z indican los puntos en los que atacan. Cada misión tiene tres de estos marcadores

compañero intentando usar a la vez el mismo ascensor. De esta manera, muchos de nuestros movimientos han sido inútiles y/o hemos abandonado una posición demasiado pronto, dejándola desprotegida.

El resultado es tan caótico que muchas veces la partida parece no tanto un episodio de Star Trek como uno de Enano Rojo.

La coordinación es tan complicada que el juego-sabiamente- recoge varias dificultades de juego, aumentando progresivamente la duración de la partida. las dificultades a las que hacemos frente e incluso el tipo de acciones que podemos hacer (en niveles superiores se añaden cazas, robots, daños internos,etc…) Este escalonamiento de la dificultad favorece mucho la curva de aprendizaje, reduce la frustración y hace el juego más entretenido.

El precio del juego se me antoja lo peor del Space Alert. Aunque tiene componentes resultones (marcadores, algunas  miniaturas, cartas,…) el juego no es demasiado grande ni impresionante (no necesita más), y cuenta nada menos que 50€. La relación calidad precio es discutible pero este es de esos juegos en que se está pagando un exceso muy importante. Así que antes de haceros con el juego, echadle un ojo, intentad probarlo, consultad otras reseñas y luego, frustraos y divertíos a partes iguales con ese simpático juego de cooperación en el espacio.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO