1373880796411_8888421

Timeline, Música y Cine

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

El Timeline Música y Cine no es el primer juego de este formato publicado por Asmodee, ni el primero del que hablamos en el blog. Los Timeline (de diferentes temáticas, como Eventos o Inventos) tienen una mecánica muy simple y adictiva. El juego se compone de 110 cartas, cada una con un acontecimiento histórico y destacado (en el caso del juego que nos ocupa hoy, discos, canciones, óperas y películas) Por un lado de la carta vemos el nombre del evento y un dibujo alusivo. Por el otro lado, la carta es idéntica, pero se añade la fecha en la que ese evento ocurrió. Cada jugador recibe cuatro cartas, visibles para todos, con el lado sin la fecha boca arriba. Se toma una carta del mazo y se pone sobre la mesa, con la fecha en la que ocurrió el acontecimiento visible. El jugador más joven elige una de sus cartas y decide si ocurrió antes o después que el evento original (¿”Like a Virgin” se editó antes o después del estreno de “Regreso al futuro”?) Si acierta, la carta se mantiene en esa posición y el turno pasa al jugador de su izquierda. Si falla, la carta se coloca en la posición correcta, el jugador roba una nueva carta y el turno pasa al siguiente. El nuevo jugador deberá elegir una de sus cartas y colocarla en el orden que crea adecuado. Obviamente, cada vez la dificultad aumenta, pues hay más eventos a considerar. Ganará el jugador que antes se quede sin cartas.

Una partida de Timeline Música y Cine puede durar de cinco a diez minutos, dependiendo del número de jugadores (puede ser de 2 a 8) y de su tino a la hora de ordenar las cartas. Es sencillo, divertido y económico (unos 14 euros me costó), y puede ser muy adecuado para jugadores ocasionales y poco frikis. La edición de Timeline de Música y Cine tiene la ventaja, en relación a otras ediciones del juego, de que no espanta demasiado a personas con poca formación académica, y cualquiera puede disfrutarlo.

Como desventaja, la habitual de estos juegos; la escasa rejugabilidad y lo rápido que se aprenden las cartas más difíciles. Algo bueno para nuestra cultura general, sin duda, pero que hace el juego aburrido a las pocas partidas, y discrimina mucho a jugadores recurrentes con los recién llegados. El juego quiere responder a esto insistiendo en que unas ediciones y otras del juego para construir nuevos mazos. Con las ediciones de Eventos e Inventos esto puede ser posible, pero recordemos que, tratándose de un juego muy centrado en películas, la mayoría de los eventos son posteriores a 1900, lo que sesgaría mucho un mazo en la que siglos anteriores son igualmente importantes.

Que no os desanime esto. Timeline Música y Cine es un juego muy entretenido, muy adecuado para reuniones sociales y apto para todo tipo de público. Una relación calidad- precio más que óptima para tener en cuenta.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
No hay comentarios

DEJA TU COMENTARIO