Optimized-dead set

Dead Set; zombis y rol en el plato

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Estoy convencido que Dead Set nació de una tonta apuesta perdida en una noche de borrachera. ¿Cómo si no iba a llevarse a cabo una serie basada en la forma en la que afectaría un Apocalipsis zombi a los concursantes de Gran Hermano? Con todo, el resultado de Dead Set es sorprendente. No es que sea gran cosa, no os confundáis, otra vez la misma historia de zombis, de fin del mundo y de un grupo que se enfrenta al caos y a la destrucción de su realidad, de su microcosmos y de su macrocosmos, puestos a ser pedantes. De hecho (pasad al siguiente párrafo si no la habéis visto porque voy a reventar un poco la historia) comienza ya a fatigarme cómo es la necedad de algunos en el grupo y su estupidez a la hora de enfrentarse a algunos problemas lo que lleva al colapso a todos los personajes: “por favor, me ha mordido un zombi, me voy a morir y sabes que me voy a convertir, pero desátame las manos, que estoy incómoda”. Los mismos conflictos y las mismas respuestas de siempre; no digo que no sea realista, digo que estamos cansados de verlo.

Pero, como os decía, veo un gran mérito en tener los redaños de combinar dos géneros tan dispares como Gran Hermano y el Apocalipsis Zombi, y eso es lo que es Dead Set.

Presenciamos al principio la vida tras las bambalinas de Gran Hermano, con los concursantes en sus disputas y alianzas y los trabajadores tras las cámaras, con sus vidas cotidianas, preocupados por los índices de audiencia, o simplemente por sus hipotecas. Mientras, en las televisiones del plató que nadie mira, unas imágenes de disturbios en la ciudad presagian que algo está ocurriendo. Lo demás, lo podéis imaginar.

¿No es la de Dead Set una gran historia para dar un giro a tus partidas de zombis? Mi propuesta es partir de tu sistema genérico favorito, y plantearlo como una partida de Gran Hermano. Que los jugadores hagan sus personajes, o sorpréndeles con las fichas de los concursantes de GH de la temporada en curso (¿no hay siempre un Gran Hermano en antena desde hace 15 años?), porque sería un auténtico desperdicio no ambientarlo en España, con los referentes comunes y las posibilidades que tiene para implicarse más fácilmente. ¿Cómo enfocarlo tras eso? Es mejor que los jugadores no sepan de qué va ir la partida. Pide a los jugadores que interpreten su escena de “El Confesionario”, diciendo a quién quieren nominar y porqué, lo que puede suponer un momento divertido en el grupo. Interpreta a Mercedes Milá dando el veredicto de la audiencia, y expulsa a uno de ellos. Lleva a este jugador aparte e interpreta su viaje al plató de GH y cómo se encuentra un accidente. Pararán a ayudar y el conductor, cuando baje, será atacado por un maniaco, un zombi en realidad. Tras la situación de conflicto, el personaje se encuentra en medio de la nada, solo y en pleno Apocalipsis. Dada su situación, lo que convendría es que volviese a la casa, donde también ha llegado la plaga (¿recordáis a todos esos que se van a ver al concursante expulsado?). Será él quién dé la noticia al resto de concursantes, que serán los únicos supervivientes del entorno y que deberán comenzar a preparar las defensas y los planes de acción.

Otra opción, incluso compatible, sería que los personajes estuviesen dentro de la casa sin saber qué ha pasado fuera, quizá algunos gritos, como si los de fuera estuviesen de fiesta, podrían pensar. Pero poco a poco se dan cuenta de que algo ocurre. Las cámaras no se mueven. El “Super” no les ha despertado ni les ha dado instrucciones sobre la prueba que estuviesen haciendo esa semana. Nadie les ha llamado al confesionario ni responde a sus peticiones. Finalmente, podrán decidir tomar la iniciativa de hacer algo, de intentar salir, de subir al tejado, etc.,… Si siguen negando lo evidente (que el mundo está desapareciendo a manos de los zombis) llegarán a oír gemidos tras los espejos de las cámaras, llegando a entrar finalmente algún zombi en el confesionario (como no lo aseguren rápido, entrarán muchos más). Cuando se den cuenta de la situación, deberán tomar diferentes decisiones por las que puede discurrir la aventura:

  • Conseguir recursos: dentro del estudio o yendo a Guadalix, el pueblo más cercano (cuyos supervivientes ya han sido evacuados o devorados)
  • Explorar el estudio: del que, irónicamente, no conocen nada a pesar de que está al otro lado de la pared. Algún que otro zombi, recursos sólo para un tiempo para un tiempo, algún arma improvisada, etc.,…
  • Decisiones grupales: lo más interesante del escenario, bien representado en la serie original, es ver las discusiones típicas de GH, pero en un entorno zombi. ¿Cómo lo solucionarán? ¿Bastará el voto de la mayoría para tomar ciertas decisiones difíciles? ¿cómo garantizar que todos cumplan la decisión del grupo? Triunfarás si los jugadores interiorizan subconscientemente la dinámica del programa de que ganará el último (aunque no lo hagas demasiado evidente y, si prefieren trabajar en grupo sin divisiones internas, que lo hagan). Escenas típicas como “¡Dios mío, han mordido a Palomares!” quedan a decisión del master.

El Escenario es lo que más realismo, pero también más problemas, pueden traer al DJ, pues le fuerza a estar familiarizado con un entorno real y cercano.

Guadalix de la Sierra, donde se ubica la casa, es un pequeño pueblo madrileño de 6000 habitantes, a unos cincuenta kilómetros de la capital, cerca de un gran embalse. Es un pueblo esencialmente agrícola y conocido, antes de acoger Gran Hermano, por ser donde se rodó Bienvenido, Mister Marshall. 

La casa de Gran Hermano, como se ve en Dead Set, no es solo la casa propiamente dicha, sino que incluye una serie de naves industriales y edificios anexos.

La casa donde conviven los participantes tiene un patio central (1) está rodeada de altos muros decorados con vegetación, debido a que en las primeras ediciones llegó a colarse un manifestante proetarra e intentó hacerlo el payaso Leo Bassi.  

La habitación principal de la casa es el Salón (2), donde se desarrolla la mayor parte de la vida cotidiana de los jugadores.

Al lado de la casa (3) está la recepción, la sala de control, con todas las pantallas, salas de redacción y cuartos de servicio para el personal. Veréis más claramente esta zona en el mapa de la casa que os incluyo a continuación.

Encontramos también una nave industrial (4), en la que se construye todo el atrezzo y decorados. Todo tipo de herramientas de carpintería, pintura o electricidad se encontrará aquí.

Ya tenemos todos los ingredientes para jugar a Dead Set en nuestras sesiones; ¿serán tus jugadores capaces de perdonártelo?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Un excelente artículo más.

    Yo me ví la serie hace tiempo y lo primero que pensé fue precisamente en lo fácil que sería una adaptación rolera a la misma. Podría, de un lado, tener un ambiente perfectamente distendido y relajado, hasta la llegada del asalto zombi, momento en que todo entraría en una tensión interesante. Si los jugadores se lo toman en serio, provoca grandes dosis de diversión-tensión, acaso lo más interesante para una partida de estas proporciones.

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Gracias por tu comentario. Para mi el único problema con la historia es que Dead Set es relativamente conocido y ya se ha visto en España, más la complicación para el Director de Juego de gestionar el ambiente distendido con el momento en el que estalle todo; aparte, pienso como tú.