Optimized-voyager

Star Trek: Wa´sad ram

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Os presento ahora la crónica del juego de rol Star Trek que estuve jugando durante tres años. Se ambientaba en una Base Estelar de poca importancia en un sistema apatado que orbitaba en torno a un protectorado de la Federación. La principal inspiración fue la película “La batalla de Argel“, y el enfoque que quería dar (al menos en la primera temporada) era el de cómo un gobierno democrático orgulloso de sus ideales de paz, como el que vemos en Star Trek, se enfrenta al terrorismo. Ahora la diplomacia no es suficiente, ¿llegará el momento en el que sacrificaremos nuestros principios? También usé de base parte de una ambientación ofrecida en el Manual del Jugador de LUG, en el que se habla de una excavación arqueológica que localiza a unos seres hibernados. Podréis seguir esta historia en Action Tales en breve.

“Siempre pensamos que el espacio era la última frontera.

Una tripulación nos demostró que estábamos equivocados”

Star Trek

Wa´sad Ram

La historia de Star Trek: Wa´sad ram

Los protagonistas llegan a Wa´sad ram, una base que orbita en torno a Qnai, un planeta aislado y poco relevante, y muchos creen ver en ello un destino injusto y deshonroso debido a las enemistades de su capitana con cierto almirante de la Flota. La misión parece aburrida y falta de objetivos, y sienten una mayor frustración al comprobar cómo la base, cuya construcción debería estar completa desde hace meses, está aún a mucho de estar plenamente funcional.

Pero al poco de su llegada, un atentado terrorista en la propia base casi acaba con ella. Un grupo aislacionista reivindica su autoría y se desvela una profecía olvidada que vaticina que en mil noches algo llegará del espacio, y destruirá Qnai.

La crónica se centra en la violencia que se comienza a gestar en el planeta, las alianzas poco claras, los intereses no revelados de otras potencias, misteriosas excavaciones arqueológicas en planetas muertos, razas desconocidas con propósitos inciertos y multitud de tramas paralelas que se entrelazan a lo largo de tres temporadas en torno al destino de Qnai y sus habitantes hasta descubrir el sentido de esa profecía.

Y sólo quedan 1000 noches.

Los protagonistas

Capitán Darzana Kris, oficial al mando en Star Trek: Wa´sad ram

La capitana Kris no tuvo una nave propia hasta mediadas las guerras dominion. Perteneciente a una noble familia de Zald, Kris tiene, como la mayoría de los zaldanos, graves deficiencias en la diplomacia, por lo que en su mundo llaman la “Honestidad brutal”; dice siempre lo que opina, por muy molesto u ofensivo que pueda llegar a ser. Esto le ha llevado a granjearse numerosas enemistades, tanto fuera como dentro de la Federación. No obstante, es valorada por aquellos que la conocen y que se han ganado su confianza.

Comandante Ulrika Svensson

Muy considerada por los capitanes con los que ha servido, la comandante Svensson es una federal atípica, en tanto sus informes psicológicos y la valoración de sus compañeros la señalan como muy violenta y militarista. La suya estaba entre las firmas de altos oficiales que abogaban por la militarización de la Flota Estelar y por su escisión de los cuerpos diplomático y científico.

Comandante Saravoj Amon

Perteneciente a una familia noble expatriada de Qo´noS, Saravoj es el oficial de seguridad más experimentado de la base estelar. Viejo amigo de la capitana, este klingon atípico, sereno y prudente, atempera los ánimos de Darzana y hace las veces de su “poli bueno”.

Subteniente Bagheera

Rescatada de una nave orión por la capitana Kris, Bagheera no recuerda nada anterior a un año, cuando despertó en la nave esclavista en la que permaneció hasta que la liberó el Sentinel. Ahora se ha convertido en la guardaespaldas personal de Darzana, a la que respeta altamente. Es una buena oficial de seguridad, si bien temperamental e inexperta. Confía poder llegar a descubrir algo de su pasado o de su raza, que no figura en ninguno de los archivos de la Federación.

Comandante Stalok

Como buen zakdorn, arisco, arrogante y engreído, casi literalmente nadie quiere trabajar con él, ni tan siquiera sus amigos. No obstante, es un estupendo oficial científico. Viejo camarada de la capitana Kris, Stalok le ha confiado que algo de su pasado le vincula al sector Qnai

Teniente Dipaula

Oficial eficaz y polivalente, animoso y conciliador, André diPaula es un tripulante indispensable, a pesar de sufrir lesiones en la guerra que le han dejado tetrapléjico. Es la pareja de la primer oficial Svensson.

Shelley

Shelley nació de un fracaso. Es una androide desarrollada por el capitán Maddox, pero ni su buen hacer fue capaz de reproducir la inteligencia artificial desarrollada por el doctor Soong. De esa forma, Shelley no puede considerarse un ser vivo ni consciente, sino que es más una compleja computadora con forma humana. No obstante, es una buena ingeniera (o herramienta para la ingeniería), y ha sido programada para servir al máximo nivel.

Teniente comandante Savahn

Una piloto muy experta, está tanto dotada para llevar naves estelares como pequeños cazas. Su talante salvaje y su lógica vulcaniana, no obstante, la alejan tanto de su pueblo como de cualquiera de las razas de Wa´sad ram. Los que la conocieron de su anterior destino coinciden en que su personalidad ha cambiado, alejándola de sus amigos y compañeros; aún nadie conoce el motivo.

Alférez Angoras

El puesto oficial de la andoriana es el de comunicaciones, pero es un genio de los idiomas y en el uso del traductor universal, y tiene un talento natural para la administración y la diplomacia.

Ricard Barceló

Civil humano, su puesto en la nave puede ser, despectivamente considerado de “Burócrata”: Sus habilidades, no obstante, son esenciales para el funcionamiento de la base. Entre sus destinos anteriores destacan 7 años en la base estelar 1. Destaca entre los oficiales de la Flota con los que trabaja codo con codo por sus impoluto trajes negros y por sus gafas, que le dan un aspecto arcaico.

Teniente Frieda Schlenker

De inmejorables notas y calificaciones en la academia, Frieda abandonó su carrera en la Flota para convertirse en médica por libre en la Zona Desmilitarizada. Posteriormente, y con el apoyo de su anterior capitán, regresó a la Flota. Sus capacidades son muy estimadas por sus superiores y pacientes, y sus habilidades como médica de campaña son insustituibles.

Subteniente Emersi Ames

La celebridad de Wa´sad Ram, Emersi es una piloto que, poco antes de la guerra, condujo una lanzadera con velocidad factorial hasta la mismísima órbita de Rómulo, escondiéndose en nebulosas, camuflando su rastro con el de otras naves y apagando los motores para confundirse con los asteroides. Su objetivo no era otro más que demostrar que se podía hacer, que ella lo podía hacer. Aunque increíblemente buena a los mandos de cualquier nave, Emersi es voluble y caprichosa, aficionada a los vicios caros que le daba su familia millonaria y tendente a aburrise si le falta motivación. Debemos pensar en ella como en una mezcla entre Paris Hilton y Fernando Alonso.

La historia de Qnai

Los qnai son un pueblo interesante para cualquier visitante que llegue a su mundo. Su cultura, al tiempo familiar y exótica, muestra respeto, pero desinterés por la Federación y los pueblos que la conforman.

El mundo qnai fue contactado hace poco más de siglo y medio por comerciantes no federales. Aunque era un pueblo con una tecnología medieval, estos visitantes entraron en contacto con ellos y comerciaron con baratijas, obteniendo poco benefició de esos intercambios, pero ganando a cambio un lugar estratégico para sus viajes por la galaxia. Con el tiempo, y sin el mecenazgo de la Federación, colonos de varios mundos vieron en Qnai un lugar apetecible donde vivir. Aunque pobre y atecnológico, sus cinturones de asteroides, surtían de recursos a las naves comerciales y sus habitantes, aunque no acogedores, tampoco se mostraron hostiles. Cuando la Federación entró en contacto formal con este mundo, más de cien mil colonos de varios mundos se habían asentado en Qnai y la primera generación de criollos había nacido en sus yermas tierras. Por ello, y dado que la contaminación cultural era un hecho, se decidió, no sin controversia, convertir a Qnai en un protectorado, garantizando la seguridad y la forma de vida de los nativos, al tiempo que respondiendo a la necesidad de los colonos de tener un gobierno que les amparase.

Qnai y colonos conviven sin relacionarse, pero sienten una gran curiosidad mutua. Los qnai, en especial los más jóvenes, se preguntan por las formas de vida de los visitantes, por los viajes que han realizado hasta llegar a su planeta, pero consideran esa forma de vida como ajena y prefieren mantenerse con los pies en la tierra. Los colonos no comprenden como los qnai pueden preferir su forma de vida primitiva en lugar de aceptar la ayuda que ellos pueden darles para mejorar su nivel de vida. Estos extranjeros, más o menos prósperos, miran entre la curiosidad y la desconfianza a los qnai que llegan a sus barrios, realizando pequeños trabajos o intentando venderles artesanía de dudoso valor.

Los Qnai

Los Qnai son los nativos de este sistema. Su estatura media no supera el metro ochenta, y piel es verdosa, seca y áspera, y, más allá de unas prominencias óseas sobre sus ojos, y una disposición facial ligeramente diferente, no son muy distintos de los humanos. Es un pueblo pacífico de gustos sencillos. Su tecnología es medieval, y aunque ha sufrido contaminación por parte de los colonos, los qnai no han sentido ningún interés por los avances de la ciencia y en sus calles apenas se pueden ver algunos objetos tecnológicos menores, obsoletos e infrautilizados. Los qnai son esencialmente ganaderos, aunque tienen pequeñas explotaciones agrícolas y son ocasionales recolectores. Cada familia se autoabastece y comercia o intercambia los excedentes; no hay riqueza en Qnai, en sus calles no se ve el hambre.

Las ciudades qnai son caóticas en su diseño. Son un azaroso conjunto de edificios, sin ningún orden, con casas pequeñas y blancas, cada una distinta a la que tiene a su lado, entre laberínticas callejuelas que muchas veces acaban en callejones sin salida y estrechos pasos mal pavimentados y en pendiente. Cuando el escaso tráfico pasa por esta zona, son comunes los choques debido al nulo control circulatorio, y las discusiones acaloradas dan colorido a la ciudad. Como punto más importante de la ciudad está la MASYID, la mezquita, donde a diario acuden los fieles al rezo. Normalmente en días alternos se forma en su plaza un SUQ, o zoco, en el que todos los habitantes acuden a comprar todo lo que necesitan, formándose un gran desbarajuste en particular hasta el medio día. El resto de los días, la plaza es centro de reunión, cuando los hombres acuden a media tarde para jugar a las cartas, tomar té, charlar, o van a las salas de reunión o a los baños, tras acabar los trabajos diarios. También es el centro donde acuden los JABARI, o cuentacuentos, que narran historias y leyendas por unas pocas monedas. Suelen acudir particularmente los días festivos, cuando muchos padres dan a sus hijos alguna moneda para que la ofrezcan a los jabari y seleccionen su historia favorita.

Los Qnai son cercanos en el trato, afables y bromistas, aunque temperamentales y obstinados. Gesticulan al hablar, se acercan mucho a su interlocutor y no rechazan el contacto físico. Como lado negativo, son machistas, tienden a prejuzgar y son bien vistos, sobre todo con los extranjeros, las picardías y pequeños timos. Tienen un férreo concepto de pueblo y unidad, aunque con sus vecinos suelen ser cotillas e inoportunos.

La Religión

La Religión en Qnai, o Basmalá, ocupa un punto central en su forma de vida. La Basmalá es una religión sin Dios y sin una creencia ultraterrena clara. En su lugar, la Basmala ofrece a sus fieles una fuerte afirmación de pueblo, de unidad con sus hermanos. Las principales figuras religiosas de Qnai son los MASYID, o mártires, que entregaron sus vidas o se sacrificaron en beneficio de su pueblo o de sus seres queridos. Todo qnai memoriza la historia de sus masyid favoritos, y a los niños les gusta oír sus historias o recitar las que conocen.

La Basmalá es por tanto una religión de entrega que concibe a todos los fieles como hermanos. No es una religión proselitista ni hostil hacia las otras formas de vida, aunque sí es bastante cerrada en sí misma.

Los sacerdotes de la Basmalá son los Dả´ỉ, responsables de su diócesis, en la que son directores espirituales, mediadores, jueces y maestros. Por encima de ellos está el Jảtib, o líder supremo. Es tanto la figura religiosa principal como el líder político, aunque suele delegar en sus Dả´ỉ y mantiene indiferencia hacia la Federación y los colonos.

Los Qnai tienen la obligación religiosa de acudir al menos una vez en su vida a la Hảyy, o montaña bendita, donde reafirman sus creencias y dialogan con otros fieles y religiosos. La montaña se considera tan sagrada que nadie puede ascender a ella, y está incluso vetada al propio Jảtib.

El Idioma Qnai

El lenguaje qnai es increíblemente enrevesado. Eso se debe a que cada palabra, en idioma qnai, tiene un doble significado; semántico y numérico. Las preposiciones y conjunciones representan operaciones matemáticas y su poesía es un conjunto de hermosas ecuaciones. Por ello, la interpretación que hacen los traductores universales es limitada, y para los qnai la traducción a su idioma resulta burda e infantil.

El sistema de Qnai

Nombre del sistema: Yinnâh

Afiliación: protectorado de la Federación

Tipo de sistema: sistema joven. Estrella enana roja. Clase M-V, característica por emisiones subespaciales y radiaciones intensas.

Planetas habitados: Yinnâh I; Qnai

Otros planetas: 2 planetas gaseosos en formación. 1 planeta rocoso con gran actividad volcánica. 3 sistemas de anillos. 1 planeta helado.

Otros objetos estelares: —-

Objetos artificiales: Wa´sad ram. Varias colonias mineras.

Wa´sad ram

Wa´sad ram fue diseñada antes de la guerra como un puesto destacado en una posible línea de defensa ante una eventual ofensiva romulana. Fue un plan conjunto entre los klingon y la Federación, aunque sufrió muchos altibajos y su construcción casi fue abandonada en repetidas ocasiones. Finalmente, fue construida, permaneciendo en manos de la Federación cuando los klingon abandonaron el proyecto. Se decidió emplazar en Qnai, un mundo con bastantes recursos naturales y que era un punto medio entre los imperios romulano y gorn. Aunque no se espera sea un primer punto defensivo ante un ataque romulano, la Federación sí ha puesto grandes esperanzas en este puesto de avanzada, como un punto comercial destacado y con visos a una posible explotación, a distintos niveles, de un sector aún no explorado.

Wa´sad ram es una gran estación de más de dos kilómetros de largo y un kilómetro y medio de ancho. Está constituido por una triple cúpula, donde se alojan los tripulantes y se destinan los centros comerciales y almacenes privados. Bajo estas tres cúpulas hay una gran columna de la que surgen tres anillos de tres pilares cada uno. Cada pilar puede acoger una nave y está dotado de rayos tractores para facilitar el atraque.

El interior de la base es espacioso, y su diseño recuerda en parte al de las naves klingon, por sus formas angulosas y su iluminación indirecta.

El interior de Wa´sad ram refleja también los intereses de convertir la base en un puesto de avanzada comercial y diplomático. Sus cúpulas están preparadas para acoger gran cantidad de comercios y delegaciones; casi el 35% de la base está destinado para uso privado. La implicación de la Federación en el proyecto garantiza también que se destine parte de la base al ocio y relajación de la tripulación y visitantes, por lo que se dispone de bares y restaurantes, holosecciones, observatorios e incluso un gran jardín La base estelar está igualmente capacitada con todo tipo de tecnología moderna, y sirve de trampolín de lanzamiento de nuevas tecnologías desarrolladas durante la guerra. Debido a que es la única base en el sector, Wa´sad ram cuenta con el apoyo de una importante dotación y apoyo logístico, entre el que destaca la U.S.S. Sentinel, una nave de la clase Sable, y el U.S.S. Guernica, una pequeña nave de la clase Venture.

Y asi comienza una nueva crónica de Star trek, el juego de rol; seguid a la escucha y seguiremos compartiendo nuestras ideas y las historias de nuestras batallas ganadas.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Llorenç

    Mola!
    Solo una cosa: suerte que los qnai son pacíficos.

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      He aquí otro jugador satisfecho. En efecto, los qnai son un pueblo pacífico conocido por su artesania, por su industria textil y por cargarse de explosivos y reventar en sitios públicos y concurridos.

  2. Hey! Vas a comentar detalles de las partidas que jugaste o te vas a limitar a ser frío y aséptico?

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Soy poco amigo de los Actual play, pero, ¿quién sabe? Quizá llegue el momento en el que saque a la luz todas las miserias de mis jugadores y amigos

  3. Starfox

    Tratad con respeto y cariño a la Capitana Darzana Kris.

    Fue mi personaje en Q´nai y mucho mucho antes…

    Siempre he solicitado de Goblin un homenaje para este PJ y aún no se ha producido…

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      ¿Qué más homenajes quieres para Darzana? A su ejecución acudió todo el mundo

  4. Starfox

    Creo que te equivocas Goblin…. acudió mucha menos gente de la que se esperaba… Q´nai estaba un poco huerfano…

  5. Odeen

    Pues tengo ganas de seguir avanzando en la historia, que bastante mal vamos.