maxresdefault

Dark Dungeons, the movie

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

La productora Zombie Orpheus Entertainment, responsable de la genial saga rolera de The Gamers, se une a Rallsfilm para traernos Dark Dungeons, la adaptación del infame cómic creado por Jack Chick. Los que no sepan de qué cómic hablamos, comentaremos que Jack Chick es un dibujante fundamentalista cristiano que ha hecho historias hablando de como sodomitas, ateos, blasfemos, musulmanes, e incluso católicos están condenados al infierno. Por supuesto, los jugadores de rol tenemos un huequito en su superpoblado averno, y en Dark Dungeons (1984) se explica como los juegos de rol son perniciosos y conducen a sus seguidores al suicidio o a la hechicería. Las productoras arriba mencionadas se la colaron al buen extremista para que les cediera los derechos para hacer una películas de aficionados, y, lejos de mantener las posturas antirroleras de la obra original (no sería tan descabellado, ahí tenemos Mazes and Monsters o las españolas Jugar a matar o Nadie conoce a nadie), mantiene la historia con el evidente propósito de negar el argumento mediante una reducción al absurdo.

La trama de Dark Dugeons, the movie nos presenta a dos chicas, amigas de toda la vida, recién llegadas a la universidad. Allí recalan en un grupo de roleros cuyo propósito oculto es encontrar a potenciales hechiceras para conquistar el mundo. Una de ellas consigue ser aceptada, pero la otra es rechazada.

Entre los actores encontramos a los protagonistas de The Gamers, como miembros de un oscuro concilio para dominar el mundo, pervirtiendo a los jóvenes arrastrándolos a jugar al rol. Su presencia es testimonial y el resto del reparto es bastante mediocre. Yo destacaría a la chica que interpreta a Marcia, pero básicamente porque soy fetichista de las chicas con gafitas.

Desgraciadamente, Dark Dungeons se convierte en el único producto de los que he visto de la franquicia de The Gamers que no es en absoluto recomendable. Aunque no llegará a los tres cuartos de hora, lo único con lo que juega es con la traslación de la historia original al formato video. Ni un chiste, si una sátira conseguida, ni nada. Se intenta que el argumento absurdo del cómic original sustente toda la película, y se fracasa llevando al espectador al sopor. Os aseguro que ni siquiera sé si se pretende que sea un drama o una comedia.

A continuación os pongo los enlaces del Youtube de la peli, por si os atrevéis a verla. Mi consejo es que no perdáis el tiempo y os concentréis en el cómic original, por echaros unas risas. Mejores productos llegarán y aquí estaremos para comentarlos.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO