Manual_Exobiologia

Exobiología, Manual de la Flota Estelar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Curioseando entre mi colección de juegos de rol encuentro un libro que no se encuentra allí completamente por error; se trata de Exobiología, Manual de la Flota Estelar, de Manuel A. Gonzalez, publicado por Alberto Santos Editor. Exobiología es un libro publicado en 2000 (el precio está aún en pesetas) y calculo que está descatalogado, aunque puede que se encuentre perdido en alguna tienda de las nuestras.
Escrito por un biólogo, Exobiología tiene una primera parte en la que se explica la biología molecular, los compuestos orgánicos más elementales y las formas de vida más básicas, analizando la forma en la que las formas de vida más complejas se desarrollan.
De ahí, pasamos al grueso de Exobiología, que son las fichas de las diferentes formas de vida que componen el mundo de Star Trek. En estas fichas se nos explica la clasificación científica en la que se catalogaría dicho ser, su planeta y hábitat de origen, su reproducción y su nutrición, y se procede a describir, sucintamente, las principales características definitorias de la forma de vida. Se atiende a los diferentes tipos de vida, ya sean formas de vida artificiales, plantas, humanoides, animales o incluso seres cuyo entorno es el espacio intergalactico.

Un viejo conocido

La obra Exobiología, Manual de la Flota Estelar tiene el mérito de dar cierta consistencia y validez científica a las diferentes especies que encontramos en Star Trek. Su planteamiento es rigurosamente científico, añadiéndose aportaciones creativas de mera ciencia ficción cuando es necesario. Dado que las series de Star Trek no dedicaron demasiadas líneas de guión a buscar esa verosimilitud, la mayor parte de estos añadidos vienen de la mano del autor y en general, convencen. Por supuesto, todo añadido es No-oficial, con lo que en ocasiones, con el progreso de la franquicia, algunas aportaciones han quedado rebatidas, lo que no resta valor al manual.
Otro punto a reconocer a Exobiología, Manual de la Flota Estelar, es la gran cantidad de imágenes que utiliza. Sí es cierto que son pequeñas y de baja calidad (aunque nunca borrosas o pixeladas), pero la práctica totalidad de criaturas tienen una imagen junto con su descripción. Obviamente, un porcentaje muy elevado de estas imágenes provienen de la serie, pero en tanto muchas veces de mencionan criaturas cuya imagen no vemos en pantalla, la gente de Alberto Santos Editor tuvo que buscar alternativas en sus archivos de imágenes. Se acude así a imágenes de animales o microorganismos reales, lo que no queda mal del todo ni chirría al lector. Otros “prestamos” son más vistosos. Hay imágenes sacadas del juego de rol de La llamada de cthulhu, y a las pruebas me

El infame y bochornoso Monópodo Rectynio

remito. El llamado Rastípodo Carnivoro es nada menos que el Rancor de La Guerra de las Galaxias, el Gusano Gigante de Antos IV es el gusano de las arenas de Dune y, bueno, no sé de dónde habrán sacado esta imagen, pero el Monópodo Rectynio es lo más parecido a… es indistinguible de… El Monópodo Rectynio viene a ser una polla con dientes, ya está dicho. Estas extrañas incursiones, de nuevo, no desmerecen el resultado final, que es un libro ameno, quizá dirigido a un público muy selecto. Yo eché de menos descripciones de las culturas e Historia de las razas, pero obviamente no es lo que Exobiología propone.
Tal vez vuelva a utilizar este manual en mis partidas de Star Trek, o acuda a él como lectura puntual. De momento, tras acabar de redactar esta entrada, devuelvo Exobiología, Manual de la Flota Estelar a su estantería con el respeto reverencial que se merece este incunable.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Un libro por lo demás, muy curioso.
    Reseña posteada en facebook

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Gracias por divulgar el post. Sí, realmente un libro muy curioso para los eguiodores de Star Trek

  2. Hay algunas fotos “curiosas” como los gusanos de Dune que viven en Antos IV o el rancor en Bajor (ya me imagino a los bajoranos rezando a los Profetas para que les salven del rancor, mientas este se los come con patatas). Pero no dejan de ser guiños a dos grandes sagas de ciencia-ficción.

DEJA TU COMENTARIO