fimir1

Fimir, la historia de un sueño roto

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Fimir. La historia de un sueño roto. Los fimir fueron creados por Graeme Davis y Jes Goodwin inspirándose en los fomori de la mitología celta, unos seres demoniacos de formas aberrantes y pútrido corazón.

¡Que levante los brazos la raza que esté a punto de extinguirse!

Su diseño se desarrolló con el propósito de convertirlos en una raza distintiva del mundo de Warhammer, de idéntica forma al Broo de Runequest.

Les vimos en el Warhammer Fantasy Roleplay y en la tercera edición del Warhammer Fantasy Battle,…, y poco más. Su existencia cayó en el olvido, como la de los Scouts en Warhammer 40.000.

Los fimir son una raza cíclope semidemoniaca, de una altura similar a la humana aunque de mayores fuerza y resistencia. Poseen un hocico puntiagudo con una boca llena de dientes afilados, carecen de nariz y tienen un único ojo sin pupila. Tienen potentes patas de tres dedos y cola. Su piel es verde y visten a la usanza humana, dejando al descubierto sus brazos, piernas y cola.

Habitan zonas aisladas y pantanosas, en grandes y burdas acumulaciones de piedras que se asemejan remotamente a las construcciones humanas, u ocupan castillos abandonados por estos.

La Fimir es una raza estructurada en castas muy marcadas:

  • Shearl, Casta de los Esclavos. Los más miserables entre los miserables. Más pequeños y endebles que sus amos, su cola carece de las protuberancias óseas de estos.
  • Fimm, Casta de los Guerreros. La casta que da nombre a la raza. Los guerreros son fornidos y su cola acaba en una especie de maza con protuberancias de hueso redondeadas. Las de los nobles son puntiagudas, y su número y tamaño son fuente de orgullo.
  • Dirach, Casta de los Magos. De cabeza estrecha y con uno o dos cuernos. Su cola, al igual que la de los Shearl, es lisa. Su magia se basa en el contacto y control de demonios.
  • Meargh o Hechiceras. La casta más elevada, las Meargh las mujeres que gobiernan las ciudades fimir. Se caracterizan por su pelo ralo y grasiento, y en ocasiones tienen cuernos como los Dirach. Son poderosas y diabólicamente astutas. Pueden llegar a una edad muy avanzada y es común ver su piel arrugada. Las mujeres son escasas en el mundo fimir y únicamente nace una en cada ciudad cada siglo, más o menos. Las recién nacidas son asesinada de inmediato, a menos que la Meargh en el cargo sea anciana y necesite una aprendiz y heredera.

Debido a la limitación visual que supone tener un solo ojo y, por tanto, ser inhábiles en el uso de armas a distancia, los fimires avanzan por las tierras del mundo de Warhammer protegidos por una espesa niebla mágica, que les protege del fuego de proyectil y les ayuda a asaltar aldeas humanas desprotegidas.

¿Os he contado que las Meargh son estériles? ¿Cómo entonces se reproducen los fimir? Muy sencillo, secuestran mujeres humanas y las dejan embarazadas, seguramente contra su voluntad. La descendencia de los fimir, aunque forzosamente mestiza, siempre da lugar a un fimir.

Pero todas estas historias quedaron en esto. Ni una línea más se escribió de ellos, y su destino quedó reducido a un par de entradas marginales en el Google. No se volvió a hablar de los fimir en nuevas ediciones de juego, más allá de alguna mención velada y ocasional. Nada quedó de su historia y de su prometedor futuro. Quizá se extinguieron. Tal vez los jugadores prefirieron a las razas tradicionales, como los orcos y los elfos. O a lo mejor el mercado de Games Workshop, que se decantaba por un público más adolescente, no hacia muy aconsejable una raza que se reproducía mediante la violación. ¿Quién sabe? Lo cierto es que nuestros amigos cíclopes están olvidados comercialmente en el limbo de Games Workshop.

Pero mientras algún grupo de nostálgicos siga limpiando mazmorras con su Heroquest, amigos fimir, vuestros logros y vuestra repugnante forma de ser será recordados.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Frank Guerra Martínez

    Gracias por la entrada! Desde el Heroquest no había vuelto a saber nada de los Fimir, y eso que eran mi raza favorita. Una pena que no los hayan rescatado del olvido porque tenían gran potencial. Muy originales en su trasfondo, aunque si la razón de su eliminación fuera lo de las violaciones, con cambiarlo como hacen con tantas cosas se hubiera arreglado…
    Un saludo agradecido!

  2. Alvaro Pantoja García

    Hace ya algunos años que Games Workshop rescató a los Fimir para Warhammer como unidad “mercenaria” y produjeron nuevas miniaturas más modernas y detalladas bajo su sello Forge World. Hay un personaje y un set de 3 guerreros con armas a dos manos, con un rediseño bastante interesante pero que mantiene la esencia de la raza. No es como sacar una gama completa de miniaturas con las que hacer ejércitos, pero menos da una piedra https://www.forgeworld.co.uk/en-ES/Fimir-Warriors

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      ¡Qué bueno! las miniaturas son una pasada

DEJA TU COMENTARIO