untitled

La saga del merc, línea de librojuegos de Con pluma y pixel.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Con papel y pixel, editorial especializada en ciencia ficción y fantasía a la que los librojuegos no le son extraños, nos trae La saga del merc, una línea de aventuras interactivas ambientadas en el espacio de las que acaba de publicar Infierno púrpura, su segundo número.

La historia nos lleva a un futuro lejano en el que la Humanidad se ha lanzado a las estrellas y ha sido acogida en una confederación galáctica llamada La Gran Confederación, lo que ha supuesto un periodo de prosperidad, paz y concordia para el género humano. Con todo, el basto universo siempre ofrece trabajos a la medida de aventureros que ofrecen sus habilidades a un buen precio, los Mercs, mercenarios y profesionales que se abren hueco en las zonas más grises de este futuro utópico. En las páginas de estos libros seremos Nic Stamos, el Merc que da nombre a la saga.

La trama

Rescate en Remsis VII, el primero de los dos títulos de la colección, nos lleva a un planeta con tal nombre en el que se ubica un puesto de avanzada del que deberemos rescatar a un supuesto contrabandista de poca monta, un Libro-en-tapa-Blanda-25-800x800tal Mark Zonerg, que se ha dejado atrapar por las patrullas fronterizas. Entraremos en la base como un simple viajero en tránsito, y utilizando tanto el sigilo como la acción más directa, deberemos localizar al tal Zonerg y salir cuanto antes.

Infierno púrpura continua directamente la acción de Rescate en Remsis VII, cuya misión da por supuesto que hemos completado, pero en nuestro trayecto a casa hemos sufrido un accidente y nos hemos estrellado en un planeta desconocido, un mundo selva de fauna y flora salvaje y peligrosa, y cuyos nativos, celosos y desconfiados, harán todo lo posible por echarnos a patadas del librojuego. Mientras intentamos rescatar a nuestro compañero -un alienígena de una raza belicosa que, ciertamente, hizo poco por nosotros en la primera parte- iremos descubriendo los secretos de este lugar.

El sistema

La saga del Merc es una linea en la que las decisiones no serán lo único que haga avanzar la trama y en ocasiones deberemos acudir a tiradas de dados -tres dados de 6 caras- para esquivar amenazas, salir airosos de peligros y vencer en duras peleas. Cada jugador compondrá su perfil de Nic Stamos, en primer lugar 6 puntos entre tres habilidades, a saber, Destreza, Fortaleza y Presencia. Tras eso, sumamos 9 a nuestra Fortaleza, lo multiplicamos por 2 y obtendremos nuestro valor de Puntos de resistencia. Además, dispondremos de la ayuda de 3 Puntos de destino, que nos permitirán repetir cualquier tirada cuyo fallo nos ponga en una situación comprometida. Serán necesarios.

También deberemos elegir un rasgo, un descriptor que describirá la personalidad y especiales capacidades de nuestro Nic Stamos y que nos permitirá, a lo largo de la lectura del libro, superar automáticamente determinadas situaciones o conseguir beneficios en forma de dados ante ciertos conflictos. El juego recoge la posibilidad de ganar experiencia, y, si estamos en el segundo libro y hemos superado el primero, podremos elegir un segundo descriptor para reflejar nuestra maduración como aventureros.

Las Tiradas se realizan tirando tantos dados de 6 caras como indique la habilidad puesta a prueba, y quedándonos con el resultado más alto. Los 6 pueden ser relanzados, sumando el nuevo resultado, y repitiendo el proceso con todos los 6 que obtengamos. La dificultad a superar no es un valor estático, sino que se calcula tirando dados por el mismo procedimiento, arrojando más dados cuanto más difícil es la situación. No es algo con lo que me sienta cómodo, pero bueno, viene a ser lo mismo.

D88bSw1XUAE0w_AEl combate se lleva a cabo de una forma similar. Dados de Destreza de nuestro personaje contra Dados de Destreza de nuestro rival, el que saca más es quien gana el asalto y la diferencia entre ambos resultados se suma a los dados de daño del arma utilizada. Eso puede suponer que los combates sean muy mortales.

Mi impresión con la lectura de estos libros es que la dificultad es elevada y los combates, si bien no constantes, sí mellan al personaje. La narración nos suele dar medicinas para curarnos, pero ha habido combates que se me han atascado. Me gusta que la historia reparta de forma más o menos equitativa las tiradas entre los tres atributos, pero generalmente la dificultad es dos, los mismos dados que tiras si repartes los puntos de atributos equitativamente, así que es difícil enfrentarte a una tirada con una ventaja significativa.

Los libros también recogen la posibilidad de encontrar objetos que nos puedan ser útiles a lo largo de la historia. Más allá de los consabidos objetos de equipo, como armas, armaduras o packs médicos, algunos de estos elementos te podrán sacar de ciertas situaciones, servirán para que la trama avance o simplemente de librarán de peligros inmediatos. En ocasiones encontraremos objetos que nos pedirán, llegados el momento de ser útiles, que sumemos un valor determinado a la sección en la que nos encontremos y que vayamos allí. Se conoce que el autor hace eso porque desconfía de la moralidad de sus lectores. Hace bien.

Análisis de los libros de La Saga del Merc

La saga del merc nos ofrece un entretenimiento interactivo en la línea de los clásicos librojuegos con un objetivo creo que adulto, destinados a esos chavales que ya estamos creciditos y que tanto disfrutamos de los libros de elige tu propia aventura y otras líneas similares. En primer lugar, las aventuras de La saga del merc están bien, son difíciles pero parecen bien calibradas y ofrecen una buena tarde de juego en solitario. A mi en particular me gustan las historias de ciencia ficción en este formato, que creo que son menos comunes que las de fantasía y para las que las mecánicas más aventureras funcionan perfectamente. El universo en el que se desarrolla esta línea es increiblemente genérico, está -tal vez deliberadamente- muy poco desarrollado y crece con la propia aventura -en especial, los escenarios en los que nos encontramos- lo cual, para mí, es un punto a favor; prefiero algo neutral y reconocible, que no demande demasiada parte de la narración para ser explicado y que me lance directamente al conflicto. Por supuesto, disfruto de aventuras en universos ya construidos de sagas consolidadas -¿no os gustaría leer algo así ambientado en las galaxias de star trek o star wars-, pero puestos a componer un mundo nuevo, me siento más cómodo en algo como esto. Habiendo gozado de ambos libros, Rescate en Remsis VII me ha gustado más, sin más justificación que el entorno tecnológico en el que se desarrolla me gusta más que la selva hostil que nos encontraremos en Infierno púrpura. Son en cualquier caso tramas sencillas pero bien desarrolladas que funcionan muy bien en un entorno de lectura participativa.

Eso sí, ambos libros, en particular Rescate en Remsis VII, se me hacen algo breves. Rescate en Remsis VII son apenas 73 apartados con letra bastante grande y mucho blanco en las páginas. Tomo al azar un libro de Elige tu propia aventura de mi estantería y veo que tiene bastante más extensión, lo que tampoco es justo para La saga del Merc, pues se trata de un librojuego y muchos de sus apartados son combates a los que tendremos que dedicar unos minutos. Mi sensación con este título no es tanto que se acabe pronto como que es poco rejugable, en el sentido de que descubriremos poco en nuevas lecturas. Infierno púrpura mejora en ese aspecto, y casi triplica el número de apartados, mejorando nuestra sensación de explorar un entorno basto.

Visualmente, los librojuegos de La saga del merc consiguen un aprobado con un número suficiente de ilustraciones -demasiados títulos del género encontramos ahora sin ilustrar- que son simplemente correctas. Las portadas están bien, pero no atraerán nuestra mirada en las estanterías de las tiendas especializadas y sin duda una ficha más trabajada habría sido más evocadora en nuestra experiencia de juego.

En conclusión, La saga del merc es una línea adulta de librojuegos de una editorial que parece querer revalorizar el género y que, teniendo algún elemento mejorable, es digna de tener en cuenta.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO