STAW_Logoe

Batalla en Colapsar 51, una misión para Star Trek: Attack Wing

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Gran juego al que no paro de jugar, hoy os traigo una misión para el Star Trek: Attack Wing, que llevará a nuestras naves a enfrentarse en órbita a un Púlsar o Estrella de Neutrones, que periódicamente anula nuestros escudos y los de nuestros enemigos. ¿Sabremos sacarle partido a estas condiciones de batalla?

Los Púlsares son densas estrellas en rotación, que inundan el espacio con emisiones cíclicas y potentes. Su periodicidad sirve para que los astrónomos cartografíen la galaxia, como modernos faros. Todo capitán prudente evita navegar por el sistema de una de estas estrellas moribundas, pues sus impulsos pueden dañar incluso los sistemas más avanzados. Pero, ¿qué pasaría si dos bandos en disputa tuvieran que enfrentarse en torno a una estrella de neutrones?

Número de jugadores: Variable

Componentes especiales: 1 Marcador de objetivo

En un enfrentamiento entre dos armadas, uno de los bandos se dirige al sistema P51, un sistema dominado por un púlsar, intentando utilizar las emisiones de la estrella de neutrones en su beneficio.

Los bandos se colocarán en extremos enfrentados de la mesa. En medio del espacio de juego se colocará un marcador de Objetivo, que representa al Púlsar. El marcador se colocará por el lado que pone “Objetivo”. Al principio de cada turno (incluido el primero), antes de que los jugadores hagan nada, el marcador se girará. Cada vez que esté girado al lado que pone “Objetivo”, el Púlsar estará emitiendo un impulso, lo que afectará a todas las naves. A esto le llamaremos “Turno de Emisión”.

En un Turno de Emisión, los Escudos automáticamente se Desactivan y tras la fase de combate se activarán automáticamente. Las naves camufladas se descamuflarán y no podrán volver a camuflarse este turno. Las interferencias en todo el sistema son tan intensas que todo ataque que se realice este turno se realizará con un dado menos y el atacado obtendrá un dado más.

En Todos los turnos, la proximidad al Púlsar es extremadamente peligrosa. Una nave que esté a distancia de ataque 2 del Púlsar (partiendo del centro del marcador de objetivo) recibirá automáticamente un ataque de dos dados, ante los que no se podrá defender, y sus escudos se anularán, tanto si se está en el Turno de Emisión como si no.

Incluso en un turno que no haya Emisión, la radiación de la estrella será muy intensa, con lo que los sistemas de camuflaje no funcionarán adecuadamente. Una nave camuflada sólo conseguirá un +3 a sus dados de defensa.

Alternativas: puede existir algún resto o planetoide yermo en el sistema. Si se opta por esta opción, aleatoriamente se elegirá a uno de los jugadores colocará escenografía en el campo de batalla (un planeta y si se opta por ello, dos asteroides o restos del tamaño de un marcador de objetivo), y el otro escogerá porqué lado despliega. Estos elementos bloquean la acción del Púlsar. Si una nave está en su sombra (un marcador que surgiese del pulsar no tocaría ninguna parte de la peana de la nave sin pasar por el obstáculo), ésta no se vería afectada en el Turno de Emisión y no debería bajar sus escudos, descamuflarse o tirar un dado menos en ataque. Si una nave en la sombra de un planeta atacase a una nave afectada por el Púlsar, ésta tendría aún un dado más en defensa, representando las alteraciones en los sensores que provoca la Estrella de Neutrones. Del mismo modo, una nave protegida de las emisiones del Púlsar no obtendría el dado adicional en defensa, pues es más visible por los sensores de sus enemigos.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO