mord-im-arosa

Mord im Arosa, un juego para mentes agudas y oídos finos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Mord Im Arosa es un juego sencillo, rápido y extrañamente adictivo. La mecánica de este juego es fácil de explicar e incluso los jugadores menos experimentados se harán rápidamente con él. Se construye, en medio de la mesa, un pequeño edificio con cajitas apiladas, cada una con un pequeño agujero en el centro. Al principio de la partida, se arrojan por ese agujero dos piezas pequeñas y cuadradas de color rojo. Los jugadores deberán permanecer en silencio, pues por medio de su fino oído deberan escuchar los choques de la pieza y el tiempo que tarde en caer para anticipar en qué planta ha caído. Los primeros jugadores deberán adivinar en qué planta han caído esas piezas, que representan a víctimas de un asesinato. Tras señalar la planta en la que creen que están (en la planta en la que ha ocurrido el crimen), levantarán con cuidado ese piso (el edificio encaja bien y se puede hacer con facilidad) y verá si están allí. Tras localizarse el piso en el que se hallan, se pondrán en un pequeño tablero en el que se se muestra cada una de las plantas. Tras ello, se repite el proceso de tirar piezas por el agujero, pero en esta ocasión representando los colores de cada uno de los jugadores. Aquí comienza el enfrentamiento. Esas piezas de colores representan las pistas que hemos dejado en la escena del crimen. En nuestro turno señalaremos a un jugador (o a varios) e indicaremos el piso en el que creemos que está una de sus pistas. Si acertamos, ¡premio!, ese jugador deberá poner uno de sus marcadores en el tablero en ese piso, y ganará posibilidades de ser señalado como el asesino. Todas las piecitas (incluida la del jugador acusado) que hubiese en ese piso son vueltas a lanzar por el agujero superior, y deberemos estar atentos oyendo la caída. Si el jugador es acusado justamente, añadirá una pista más a la caída, ¡lo que indica que el lugar está plagado de sus huellas y tiene más posibilidades de ser acusado en turnos posteriores! Si el jugador con el turno, en cambio, acusa injustamente, deberá añadir una de sus pistas a la caída. Podemos borrar nuestras pistas, eligiendo en nuestro turno uno de los pisos en los que hayan localizado evidencias nuestras, y encontrando ahí nuevas pistas que nos acusen. Si lo conseguimos, ¡retiramos piezas del tablero del marcador! Las piezas que se lancen por el edificio nunca se retiran, sólo se añaden nuevas, con lo que al final de la partida prácticamente todos los pisos estarán plagados de pistas. En el tablero del marcador sí se añaden o se retiran, en función de nuestra actuación y competencia como detectives y asesinos.

Mord im Arosa es un juego de reglas extremadamente fáciles que pondrá a prueba nuestras capacidades auditivas y nuestra audacia a la hora de acusar y cubrir nuestro rastro. Tiene unos componentes sencillos y visualmente muy atractivos, que juegan con el género de misterio. Por desgracia, Mord im Arosa no ha sido editado en español y es difícil de encontrar sin acudir a distribuidores extranjeros.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO