143593_1020_A

Reporteros del Inquirer: personajes para Hollow Earth Expedition

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

En este artículo os voy a presentar el grupo de personajes pregenerados que tengo para el juego de Hollow Earth Expedition. Se trata de un grupo de reporteros de investigación del periódico neoyorkino Inquirer, del que hablamos en la entrada de periódicos ficticios, y que es conocido por ser el rancio periódico que adquirio el magnate ocioso Charles Foster Kane (Ciudadano Kane) para convertir en un exitoso tabloide sensacionalistas.

Inmersos en este mundo ficticio, los periodistas del Inquirer se enfrentan a los casos más extraordinarios en la maravillosa, y actualmente en una profunda crisis económica, de Nueva York. No creo que a los jugadores les cueste imaginarse en una ciudad en una profunda Depresión económica y anímica, aunque el ambiente general será de acción y aventurera esperanza. Tengo ideadas cinco aventuras para jugar en este entorno, la última de las cuales, El Tercer Imperio, ya fue colgada en el blog y es la única que enlaza con el mundo subterráneo. El resto refieren a aventuras en la superficie, con verdades ocultas y grupos secretos, con una sutil fantasia y aventureros honestos capaces de grandes proezas. La primera de ellas, Pago en Plata, la tendréis en esta misma página en pocos días.

Todo el grupo se conoce a través de su trabajo y juntos son una de las principales bazas del periódico, pues son famosos por un caso anterior, el caso de las Momias de Central Park, por el que son célebres en toda la ciudad (e incluso en todo el país), son reconocidos y alabados y muchas puertas se abren ante ellos.

Estos son nuestros héroes.

Jeffrey Selander, Investigador estrella

Jeffrey Selander, ¿quién no ha oído ese nombre? Jeffrey Selander, admirado por los hombres y deseado por las mujeres. Jeffrey Selander, la sonrisa más encantadora de la costa este. Jeffrey Selander, el héroe del caso de las Momias de Central Park.

Jeffrey Selander era un detective de poca monta. En efecto, sabía moverse por las calles y se ganaba la confianza de sus fuentes con su carismática personalidad y atractivo innegable. No era muy inteligente (sigue sin serlo), pero con los casos de poca monta sólo le hacía falta saber sumar dos y dos. Y no
siempre lo conseguía.

A punto estaba de cerrar su pequeña oficina de investigación privada cuando tuvo un golpe de suerte. Un jefe de sección del periódico New York Inquirer se fijó en él.
Selander había conseguido pruebas comprometedoras sobre su mujer, que allanaban el camino de su divorcio, con lo que le invitó a que se uniese a la plantilla del periódico y ayudase a los periodistas de investigación del Inquirer. Jeffrey aceptó, pensando en un sueldo fijo y en unas dietas generosas.

Sus compañeros de equipo no se sintieron tan impresionados por Selander. Sus aportaciones eran torpes, sus razonamientos, infantiles y sus fuentes no eran de fiar,
en conjunto, era más un estorbo que una ayuda. Pero pronto descubrieron algo más. Su rostro era perfecto, sus maneras, impecables y siempre causaba buena
impresión. Era elegante y mostraba una gran confianza en sí mismo, fruto de su ceguera ante su su capacidad. Vendía bien su imagen, y los editores siempre adelantaban unas páginas todas las noticias en las que se incluía el nombre de “Selander”. Además tenía suerte. Siempre se tropezaba con la pista más importante, aparecía en el instante adecuado y siempre se hacía la foto cuando él aparecía mirando al porvenir con la camisa desgarrada y el peinado impecable.

Su fama estalló con el caso de las Momias de Central Park. La opinión pública le considera el héroe total del caso y aplauden su humildad al permitir que sus compañeros (¡tanto tienen que aprender de él!) se lleven parte del mérito. Su grupo lo tolera. Encantador y aventurero, tan decidido como limitado, es en el fondo un hombre sencillo y sin doblez. La gente le adora, quizá no tanto como él se adora a sí mismo. Es presumido y coqueto, pero no arrogante, y estima a sus compañeros y amigos.

Motivación: Fama

Atributos Primarios:

Resistencia: 2  Destreza: 3  Fuerza: 2

Carisma: 4  Inteligencia: 1  Fuerza de Voluntad: 3

Atributos Secundarios

Tamaño: 0  Movimiento: 5  Percepción: 4

Iniciativa: 4  Defensa: 5  Aturdido: 2

Puntos de Estilo: 3  Salud: 5

Habilidades:

Acrobacias: 4   Atléticas (Saltar): 4   Pelea: 5

Conducir: 5   Armas de fuego (Pistola): 5   Diplomacia (Etiqueta): 6

Callejeo (Rumores): 6  Conducir: 4   Armas de Fuego: 6   Investigación: 3

Sigilo: 4

Talentos y Defectos: Carismático, Afortunado/Fama 2/Exceso de confianza

Armas: .32 Automática

Melissa Cheddle, Reportera

Melissa Cheddle es una reportera capaz, una escritora mordaz y una investigadora ocurrente. Por otro lado, es mujer, lo que hace que sufra el menosprecio de sus compañeros y el rechazo directo, cuando los periodistas que le rodean se sienten inferiores a ella. Melissa  no siempre gestiona bien estos conflictos. Es discutidora y carece de mano izquierda y ha humillado a demasiados redactores como para ser valorada por sus iguales. Los editores, en cambio, ven en ella una trabajadora inmejorable y han aprendido a valorar sus artículos y a atender a sus intuiciones. Le han asignado al equipo de investigación que, oficialmente encabeza Jeffrey Selander y que, de facto, ella lidera. Furiosa al principio por tener que corregir el estilo (y las faltas de ortografía) del”periodista estrella”, por ser injustamente considerada la “chica gritona en peligro” del caso de las Momias de Central Park, y por tener que firmar como M. Cheddle, para ocultar su sexo, ha ido adaptándose a la situación. Comprende que en ningún sitio tendrá tantas oportunidades como en el New York Inquirer, un periódico volcado en la investigación (si bien tendente al amarillismo). Allí le esperan años de éxitos, al menos mientras le siga interesando más la verdad que el reconocimiento.

Atributos Primarios:

Resistencia: 2  Destreza: 3  Fuerza: 2

Carisma: 3  Inteligencia: 3  Fuerza de Voluntad: 3

Atributos Secundarios

Tamaño: 0  Movimiento: 5  Percepción: 6

Iniciativa: 8  Defensa: 5  Aturdido: 2

Puntos de Estilo: 3  Salud: 5

Habilidades:
Académicas: 5   Arte: 4   Conducir: 4

Armas de fuego: 5   Burocracia: 4   Empatía: 6

Callejeo: 5   Investigación: 6

Talentos y Defectos: Reflejos Rápidos/ Fama 1 /Impulsiva

Armas: .22

Matthew Picanzi, Fotógrafo

Matthew Picanzi es un americano de segunda generación, seducido y encantado por el nuevo mundo y distante con la Italia de la que le hablan sus padres. Empezó a trabajar en el Inquirer como chico de los recados y puntual traductor, y ahora ha conseguido convencer a sus jefes de que le dejen cargar una cámara y probar como fotógrafo, profesión de la que ha aprendido mucho en la redacción y para lo que muestra una habilidad intuitiva. Por su juventud y fogosidad latina, se inclina mucho a la aventura y a las teorías conspiranoicas y rocambolescas, y su enfoque sensacionalista (ha llegado, inadvertidamente, a cambiar sutilmente escenarios de un
crimen para que queden mejor en la fotografía) va muy acorde con la línea editorial del Inquirer. Recientemente asignado al grupo de investigación de Jeffrey Selander (¡oh, qué hombre!), ha conseguido fotografías muy recordadas del Tigre de Central Park, y ya se ha ganado alguna portada. Sólo se lamenta no haber estado asignado al grupo en el caso de las momias que encumbró definitivamente a su ídolo como al héroe que es.

Atributos Primarios:

Resistencia: 2  Destreza: 3  Fuerza: 2

Carisma: 2  Inteligencia: 3  Fuerza de Voluntad: 3

Atributos Secundarios

Tamaño: 0  Movimiento: 5  Percepción: 6

Iniciativa: 6  Defensa: 5  Aturdido: 2

Puntos de Estilo: 3 Salud: 5

Habilidades:

Atléticas: 4   Convencer: 5   Investigación: 5

Armas de fuego: 4   Sigilo: 5   Arte (Fotografía): 5

Ciencia: 4

Talentos y Defectos: Salto/ Fama 1 /Exceso de confianza

Armas: .22

Eric Washington, Mozo

Mozo de almacén y chico para todo del Inquirer, este afable trabajador es a menudo requerido por sus compañeros investigadores por su experiencia en las calles (asesor y acompañante indiscutible cuando el grupo va al Bronx, su barrio de toda la vida, y donde aún vive con su mujer y su hijo). El no acaba de encontrar placer en esto, y es más amigo de la serenidad del trabajo en el almacén, pero su fuerza, su habilidad al volante y su pericia innata con las armas le obligan a hacer otras labores en el periódico. No está mal, para un analfabeto. Desde que participó en el caso de las Momias de  Central Park, y su fuerza y decisión fueron indispensables, sus compañeros han insistido con el director del Inquirer en que se aumente su sueldo y amplíen sus responsabilidades. Siendo negro, su popularidad no fue tan grande por ese caso como fue la de sus compañeros, y apenas se reseñó su nombre en las narraciones del Inquirer. Él se muestra satisfecho de ello; siempre es mejor- piensa- que las miradas de la gente no se detengan en uno.

Motivación: Supervivencia

Atributos Primarios:

Resistencia: 4  Destreza: 2  Fuerza: 4

Carisma: 2  Inteligencia: 2  Fuerza de Voluntad: 1

Atributos Secundarios

Tamaño: 0  Movimiento: 6  Percepción: 3

Iniciativa: 4  Defensa 8  Aturdido: 4

Puntos de Estilo: 3  Salud: 5

Habilidades:
Atléticas: 6   Pelea: 7   Conducir (coches): 4

Armas de fuego: 4   Intimidación: 4   Armas Cuerpo a Cuerpo (porra): 6

Callejeo: 4   Supervivencia: 3   Latrocinio: 3

Talentos y Defectos: Defensa fuerte /Iletrado

Armas: Shotgun20 Gauge, Porra

Morty Timmins, Erudito

Morty es un ratón de biblioteca en busca de su lugar en el mundo. Nacido en una familia de burgueses eruditos, entró a los dieciseis años en un seminario católico, para abandonarlo justo antes de profesar. Repudiado por su familia, dejó su Boston natal para dirigirse a Nueva York, donde aceptó el primer trabajo que consiguió, como documentalista mal remunerado para el Inquirer. Es cortés y trabajador, pero discreto y distante.
Al comenzar a trabajar, pensó sólo en una ocupación puntual, hasta el momento de encontrar algo más acorde con su posición y su cualificación, pero está encontrando una pasión en las investigaciones a pie de calle y en las aventuras a las que se está enfrentando. Incluso disfruta del reconocimiento que ha alcanzado, al
ser uno de los aventureros que salvaron del caos a la ciudad en el caso de las Momias de Central Park.

Motivación: Verdad

Atributos Primarios:

Resistencia: 2  Destreza: 2  Fuerza: 2

Carisma: 2  Inteligencia: 5  Fuerza de Voluntad: 2

Atributos Secundarios

Tamaño: 0  Movimiento: 4  Percepción: 6

Iniciativa: 7  Defensa 4  Aturdido: 2

Puntos de Estilo: 3  Salud: 4

Habilidades:
Académicas: 8   Investigación: 5   Arte: 8

Burocracia: 6   Diplomacia: 4   Armas Cuerpo a Cuerpo: 4

Lingüística: 7   Medicina: 7   Sigilo: 3

Talentos y Defectos: Guardián/Fama 1 /Pacifista

Armas: Porra

El caso de las Momias de Central Park

Esta es la más célebre aventura a la que se han enfrentado los personajes en su vida profesional, la que les hizo no ya populares, sino inmortales. El caso del que se hablará dentro de un siglo… y del que los jugadores no tienen absolutamente ni idea de lo que pasó. El caso de las Momias de Central Park es un chiste reiterativo en las partidas de Hollow Earth Expedition; siempre que los personajes se encuentran con un PNJ, este les reconoce y hace referencia a este caso, incluyendo nuevos datos que, lejos de aportar información clara, convierten el caso en algo absurdo y rocambolesco. “Les recuerdo del caso de las Momias de Central Park… esa noche todas las esculturas de mi tienda lloraron sangre”, “Así que usted es Jeffrey Selander, del caso de las Momias de Central Park. Me imagino cómo disfrutó en ese caso, todo el rato rodeado de coristas medio desnudas”, “¡Estoy estrechando la mano a uno de los héroes del caso de las Momias de Central Park! Leí todo lo referente a ello, pero díganme,…, ¿de dónde sacaron todas esas ranas?” En general es un elemento de las partidas que ha sido bien recibido, primero simplemente dejándolo caer, luego viendo que todo el mundo habla de ello y en partidas sucesivas mencionándolo sin dar demasiado la tabarra. También es un elemento que sirve para facilitar la información, en tanto los personajes son conocidos y la gente tiende a hablar con ellos sin detenerse demasiado en conversaciones e interrogatorios en este mundo Pulp. En general los personajes entran al trapo, añadiendo sus propios detalles sobre lo que pasó “Sí, ¿Quién iba a decirnos que había una pirámide debajo de Central Park?” y aceptando que, independientemente de lasaventuras que vivan, las personas que rescaten o las veces que salven a la ciudad de Nueva York, en el mundo de Hollow Earth Expedition siempre serán recordados como los héroes del caso de las Momias de Central Park.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. ¿De qué me sonarán a mí estos tipos? :)

    • Goblin Voyeur Goblin Voyeur

      Pues ahí siguen, dispuestos a salvar Nueva York de peligros imposibles :)

DEJA TU COMENTARIO