pic582149_md

Se ha escrito un crimen, el juego de mesa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

He aquí una rareza que he tenido la oportunidad de jugar un par de veces y que, aunque ya tiene casi treinta años y que es un juego destinado a toda la familia, me pareció un juego sencillo, entretenido y que traslada el espíritu de la serie a una mecánica tan sencilla como el parchís. Poniéndonos en

¿Asesino o Jessica Fletcher?

situación, este juego fue editado en 1985 (la serie comenzó en 1984), está diseñado para de 4 a 6 jugadores a partir de 10 años y se juega en aproximadamente una hora. No creo que haya que poner en antecedentes de la mítica serie en la que Jessica B. Fletcher, una profesora de inglés retirada y reconvertida en escritora de misterio de éxito, resuelve, con la única herramienta de la deducción, todos los asesinatos que, sin ninguna lógica, van ocurriendo a su alrededor.

El juego nos sitúa en una localización ficticia (supongo que el legendario Cabot Cove), por el que nuestros peones avanzan a través de diversos caminos por distintas localizaciones (el puerto, el restaurante, el casino,…) en cada una de las cuales

Los componentes del juego

hay un personaje. Los caminos por los que podemos avanzar se bifurcan, dándonos completa libertad de movimiento, de forma que los jugadores pueden avanzar siguiendo a otros jugadores en busca de comportamientos sospechosos o ir a su aire. Porque, amigos míos, en este juego se elige al azar un asesino, secreto para el resto de jugadores. Cada personaje de cada localización es una víctima potencial. Al principio del juego todos los jugadores podrán matar a uno de estos personajes (en realidad sólo uno podrá hacerlo, el resto harán el paripé de coger las fichas de “Vivo” o “Muerto” y repartirlas entre los personajes, aunque no podrán matar a nadie si no son el asesino). Una vez hecho esto, comenzará el juego, en el que avanzaremos por el tablero, visitaremos a los

Algunos de los escenarios, con los marcadores de los últimos jugadores que han pasado.

personajes, comprobaremos si están vivos o muertos (miraremos una ficha que nos indica su estado) y, si somos asesinos, tendremos oportunidad de matarlo (cambiando la ficha de “Vivo” a “Muerto”) Si somos el asesino, deberemos matar a cinco víctimas (lo que es una carnicería o, en la vida de Jessica Fletcher, un día normal) e ir a la casilla final, donde se supone que hemos huido. ¡Pero cuidado! Cada vez que un jugador pase por una localización, se deja una ficha de su color, señalando que ha pasado por ahí. Se verá así la sucesión de jugadores que han pasado por esa localización de forma que si vemos que la presencia de un determinado jugador es indicativo de muerte en diferentes lugares, o si acabamos de ir por un lugar y a la vuelta su habitante está muerto, ¡podremos suponer quién es el culpable! Si creemos saber quién es el culpable, iremos a la casilla final y haremos nuestra acusación ¡y seremos eliminados si no atinamos en nuestra deducción!

Sencillo y entretenido, ¿a que os habéis quedado con ganas de probarlo? Aún es posible, venden algunos ejemplares por ebay a 100 €. ¿Lo merece? No, la verdad, no perdamos la perspectiva. Y si creéis que este juego es la mayor rareza del mundo de los juegos de mesa, en unos días os hablaré de otros juegos ambientados en entornos televisivos de lo más peculiar.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Hostias. La aviricia es impresionante.

    Contado así parece interesante y todo.

DEJA TU COMENTARIO