Star-Trek-Catan

Star Trek Settlers of Catan, una nueva versión del juego clásico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

La bienintencionada publicidad de Amazon me hace llegar esta rareza, nada menos que la conversión del clásico juego Colonos de Catán a la gran saga de la ciencia ficción: Star Trek Settlers of Catan.

Sería raro que alguno no conocieseis el juego original, pero lo resumiré brevemente. En Colonos de Catán se construye un mapa a base de fichas hexagonales, cada una representando una de entre diferentes productos a explotar, a saber, ovejas, trigo, piedra, arcilla o madera. Los jugadores disponen sus pueblos en los cruces entre tres de estas casillas. En cada turno, se tiran dos dados y se decide qué casilla es produictiva, recibiendo los jugadores con poblados adyacentes a los hexágonos elegidos por el azar una carta de material. Estas cartas pueden emplearse para construir nuevos poblados, caminos o cartas de acción. Los jugadores podrán intercambiarlas entre ellos, negociando para conseguir los tratos más beneficiosos para ellos. El jugador que primero alcance 10 puntos de victoria, gana la partida.

Los Colonos de Catan es un juego alemán publicado en 1995 cuyo éxito ha arrastrado una serie de secuelas, ampliaciones y versiones. Star Trek Settlers of Catan no es la primera que se centra en un entorno de ciencia ficción pero sí la primera basada en la gran saga espacial. Las diferencias entre Star Trek Settlers of Catan y el original es básicamente estética. Sustituimos una isla por un sector de la galaxia, los campos pasan a ser planetas y, presumiblemente, los materiales originales cambian, dejando a un lado ovejas y trigo por dilitio y deuterio. Las ciudades se convierten en bases estelares (ampliables, como en el clásico) y las rutas comerciales que permiten construir nuevos puestos avanzados paran de ser simpáticos caminitos a naves espaciales. Se echa en falta que cada personaje no lleve una facción distinta -Federación, romulanos, Cardassianos-, con bases diferentes y naves personalizadas para cada raza. En su lugar, todos los jugadores son Colonos de la Federación, las bases son idénticas y todas las navecitas son Enterprises.

El ladrón- una pieza clave en el juego, que anula una de las zonas de explotación y que roba materiales a uno d elos jugadores afectados- es aquí una nave klingon, con todos sus disruptores listos.

Conversiones de las cartas que ya conocemos

La única diferencia sustancial con respecto al clásico Colonos son las cartas de personajes, siete en total, que representan a los personajes de la saga original – la tripulación de Kirk- y que ofrecen diferentes habilidades exclusivas, como forzar a otro personaje a comerciar, o ser inmune al ataque de los klingon. Cuando se

utiliza una habilidad, se descarta y se elige otra de entre las disponibles.

Así que los aficionados a Star Trek disponemos ahora de una excusa para descubrir este gran juego e implicarnos en la colonización de la galaxia manejando a nuestros personajes favoritos en este gran juego, de visita obligada, por su sencillez, rapidez y nivel de frikismo medio-bajo (vuestros amigos menos excéntricos también lo disfrutarán). Y, claro, Star Trek Settlers of Catan también nos ofrece una buena oportunidad de gastar nuestro dinero.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Me gusta eso de que las cartas de personajes tengan habilidades exclusivas, como obligar a comerciar (seguro que esa es Uhura). Eso estaría bien en más de una ocasión.

DEJA TU COMENTARIO