tesoro_de_la_desesperanza_p

El tesoro de la Desesperanza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Repasando en mi estantería rolera todos esos libros, manuales y aventuras que no he tenido tiempo para leer, y aún menos para jugar, llego a El tesoro de la desesperanza, una campaña autojugable escrita por Pedro J. Ramos en 2007 y publicada por la editorial Nosolorol.

El sistema de juego El tesoro de la desesperanza

El sistema de El tesoro de la desesperanza es el de NosoloD20, y en la parte final del libro, a modo de anexo, se incluye un pequeño resumen de las reglas, que unido a los personajes pregenerados del principio del libro hacen de este módulo un juego con pleno derecho. Este formato, a mi entender, supuso un acierto de la editorial, y me parece una lástima que no se mantenga en la actualidad.

La historia de El tesoro de la Desesperanza

El tesoro de la Desesperanza nos hace formar parte de la tripulación de un pequeño barco pirata en busca de los tesoros de la Desesperanza (en esto el título no engaña), un barco pirata que hace medio siglo fue el terror del Caribe.
La ambientación no es enteramente histórica, y entre abordajes y aventuras nos encontramos con hechos prodigiosos y seres mágicos, muy al estilo de Piratas del Caribe.
La historia se divide en 7 aventuras independientes pero entrelazables e hilvanables por una trama general, que nos enfrentan a diferentes enemigos siempre con la búsqueda del legendario navío de fondo.
La estructura me recuerda, salvando las distancias, a la crónica de El guardián oscuro, de Star Wars, en el que igualmente los “episodios” quedaban dentro de una misma historia general, aunque se podían disfrutar independientemente. Más trabajadas que las de las aventuras de La Guerra de las Galaxias de las que os hablo, los episodios de El Tesoro de la Desesperanza pecan igualmente de ser poco detallados en ocasiones, requiriendo un trabajo por parte del Narrador, labor extra de la que muchas veces nos queremos librar cuando dirigimos una crónica publicada. Que no pierda interés el posible comprador, pues los consejos y ganchos de Pedro J. Ramos son muy interesantes e ingeniosos, y dejan el trabajo bien abonado para que incluso el Director de juego más perezoso tenga bien marcados los pasos a seguir.

Las ilustraciones del libro, de la mano de Jaime García Mendoza, son adecuadas y de calidad, sin llegar a despuntar. La maquetación respeta es buena, aunque la edición no pasa de ser un manual sencillo de papel normalito (82 paginitas) y portada en rústica.

Otro punto a señalar con una carita sonriente a la hora de evaluar este juego es que las diferentes historias son muy variopintas y tratan diferentes géneros dentro de la aventura, desde la acción hasta el humor. Los jugadores se enfrentarán también a diversos enemigos, y el devenir de la trama, así como las preferencias de los propios jugadores, determinará a cuáles de esos villanos nos tendremos que enfrentar en la épica batalla final. Detalles menores, y los ya mencionados vacíos en a profundidad de algunas historias, son fácilmente enmendables por un Narrador implicado en su labor. Por ejemplo, para mí el barco de los protagonistas da demasiados tumbos y, mientras que la trama se desarrolla principalmente en el Caribe, la aventura empieza en Cádiz; nada me impide trasladar esas escenas a Cartagena de Indias, por ejemplo, y concentrar en un mismo marco todos los encuentros (lease también, la isla de los vikingos).
El Narrador no tendrá tampoco problemas en adaptar los personajes de sus jugadores a esta crónica, alargar la duración de la crónica con nuevas aventuras o continuar con nuevas historias en el Caribe fantástico de El tesoro de la Desesperanza.

El tesoro de la Desesperanza para los fieles lectores de Saco de Dados

Aprovechando el comienzo del desarrollo de la Crónica Primus Circumdedisti Me, de la que ya hemos empezado a hablar en el blog, El Tesoro de la Desesperanza ofrece historias similares y compatibles a las que hemos ofrecido y ofreceremos nosotros, muy en la línea de 7º Mar. Incluso he llegado a fantasear con dirigir las dos crónicas paralelas de PCM, una para el convoy español, con mis aventuras, y otra para el convoy inglés, con estas historias y algunas de las publicadas para 7º Mar. Poniendo los pies en el suelo, mi disponibilidad de tiempo y la de mis jugadores habituales me devuelve a la decepcionante realidad.

A día de hoy, es difícil hacerse con este estupendo juego, quizá (como hice yo) a través de alguna tienda de rol que aún lo tuviese en stock. Cuesta 14´99 € (no seáis miserables y no exijáis que os devuelvan el céntimo, los de la tienda no tienen la culpa de que las editoriales marquen estos precios caprichosos), o 5€ (precio exacto, en este caso) si queréis El Tesoro de la Desesperanza en PDF.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO