doctor3

Doctor Who Adventures in time and space, the third doctor sourcebook, de Cubicle 7

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ya pasó el cincuenta aniversario de la mítica Doctor Who y Cubicle 7 mantiene la publicación de los volúmenes conmemorativos, uno por cada uno de los doctores. Hoy repasamos el dedicado al tercer Doctor, interpretado por Jon Pertwee desde 1970 a 1973. La llegada del tercer Doctor supuso un importante cambio en la serie que intenta reflejar el manual de Cubicle 7. En primer lugar, fueron sus temporadas las primeras en color, y eso se refleja siendo este el primero de los manuales de los Doctores en color. Además, la trama da un giro importante con el tercer Doctor, pues el segundo Doctor acabó sus aventuras de una forma un tanto traumatica; los Señores del Tiempo le forzaron a regenerarse (lo que, de facto, es una condena a muerta) y le apartaron de sus acompañantes… va a ser verdad lo que decía el décimo Doctor – más o menos con estas palabras- de que los Señores del Tiempo eran unos cabrones con pintas. A esta ejecución disimulada (“anda que no te quedan regeneraciones) se une el destierro. Se le arrebata su TARDIS y se le deja en la Tierra de los años 70. Ahí te pudras. El Doctor entra a colaborar con un cuerpo recién formado que defiende la Tierra de amenazas extraterrestres; la legendaria UNIT y las tramas pasan a ser no tanto de aventuras espaciales sino de espionaje con ciencia ficción. En estos momentos de la serie, el Doctor se convierte más en un hombre de acción, experto en el legendario arte marcial Aikido Venusiano, y muchos de sus compañeros son militares de la UNIT, pero esta ampliación no mejora las reglas de combate, que siguen estando entre las más flojas de los juegos de rol actuales. Pero ojo, os insisto en lo que siempre digo, eso es más por una declaración de intenciones y por una fidelidad al universo de Doctor Who que por negligencia.

Otra característica del tercer Doctor es su afición por los vehículos. Apartado de su TARDIS, el Doctor depende de otros medios de transporte, en particular Bessie, una antigualla amarilla tuneada con moderna tecnología y otros cacharros, como el inefable Whomobile. Los valores de estos míticos aparatos se incluyen en el manual para gusto de los jugadores nostálgicos.

El esquema de este manual es similar a los anteriores. Presentación de la época de la serie, con características particulares y sugerencias de juego, personajes principales -con particular importancia para el Brigadier Lethbridge Stewart, el personaje que más tiempo permaneció en la serie y que a día de hoy sigue presente de alguna manera a través de su hija- y la ficha del Doctor. Luego se diseccionan los diferentes seriales de la etapa, planteando continuaciones para nuestra mesa de juego y dando valores de villanos y aliados.

Asi que este es otro producto más de la interesante Cubicle 7, que nos retrotrae a un Doctor que posiblemente sea el favorito de muy poca gente, pero que está de cierta actualidad, por los paralelismos (aunque sean estéticos) que muchos han querido ver entre este dandy y el recién llegado Peter Capaldi.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO