Sin título

Dead Man´s Hand; el juego de miniaturas que nos traslada al Lejano Oeste

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Llega a España el juego de miniaturas ambientado en el Salvaje Oeste, creado por Great Escape Games, Dead Man´s Hand.

En Dead Man´s Hand cada jugador maneja a una banda de pistoleros en un duelo a muerte en un escenario estereotípico del cine western. Y digo banda, lo que está muy bien, pues en una partida típica cada jugador manejará más o menos a media docena de miniaturas, lo que convierte el juego en bastante económico sin depender de amplias listas de ejército ni de caras hordas. Os hago un resumen del juego y os salpico mis opiniones, a ver si os convenzo.

Cada jugador compone su banda según una serie de puntos dependiendo de la misión que se juegue pero que difícilmente estará compuesta de más de diez miniaturas. Existen cuatro bandas básicas; dos de “buenos”, Vaqueros y Hombres de la Ley ,y dos de “malos”, Desperados y Forajidos. A estas bandas originales se han unido cuatro nuevas bandas, que no encontramos en las reglas en español; “Banditos” (sic), que vienen a ser mejicanos, 7º de Caballería, Pinkerton e Indios Renegados. Cada misión se relaciona con unos puntos de Renombre, o puntos con los que comprar nuestra banda. En cada una de las bandas hay cuatro tipos de tropas; el Líder, el Héroe, la Tropa Base y los “Masillas”. No hay ningún personaje demasiado exagerado ni ninguno muy inútil, lo que está bien. Por contra, tampoco hay demasiada capacidad de personalización más allá de elegir entre 2 ó 3 armas, con bastantes limitaciones.

Las reglas del juego (30€) incluye una baraja de cartas de póker con las cartas habituales, cada una con un texto adicional aplicable al juego. Cada banda viene asociada a uno de los palos, por ejemplo, Picas para los Forajidos o Corazones para defensores de la Ley. Al principio de la partida, cada jugador prepara un mazo para su uso propio. De nuevo según la misión se usa Media Baraja (su palo completo) o Baraja Completa (su palo completo y el otro palo del mismo color que el suyo del 2 al 10). En cualquier caso, sólo se incluirá en nuestro mazo el As, la Jota, la Reina y el Rey de nuestro palo, además de nuestro Comodín. Al comenzar la partida recibiremos una serie de cartas para nuestra mano, que servirán de cartas de acción para conseguir beneficios o entorpecer a nuestro adversario. Cada carta indica cuándo usarla (por ejemplo, después de que se mueva un rival) y puede ser anulada si el contrincante usa una del mismo número (una K anula una K).

Las cartas sirven igualmente para marcar la iniciativa. Cada jugador saca al principio del turno una carta y la pone, cara arriba, junto a una miniatura. Las otras miniaturas reciben igualmente una carta que marcará su iniciativa, pero dependeremos exclusivamente del azar. Las miniaturas podrán realizar sus acciones en orden decreciente, tres acciones en total, que las permitirán andar, disparar, etc,…

Los disparos se resuelven con dados de 20 caras. Se consigue un impacto a partir de un 11, al que habría que aplicar bonificadores o penalizaciones varios, los típicos de estos juegos. Un impacto puede suponer uno o dos marcadores de “Bajo Fuego”, o la muerte directa con resultados elevados. Los marcadores de “Bajo Fuego” indican la presión de notar las balas volando a nuestro alrededor o el daño de heridas superficiales. Dependiendo del tipo de miniatura, con de 3 a 5 marcadores la figura es muerta o desmoralizada. Los marcadores de “Bajo Fuego” se pueden anular con acciones, haciendo que el personaje recupere su moral.

Este es un resumen rápido de reglas, con matices como habilidades especiales de las bandas, por ejemplo, y que el jugador podrá ir descubriendo cuando se enfrente a sus primeras partidas. Un sistema muy sencillo que sin duda funciona y entretiene. Quizá demasiado sencillo como para poder entretener a largo plazo, pero con partidas rápidas y amenas que no decepcionarán.

También a destacar lo ya mencionado; es un juego barato. Una banda cuesta unos 30€ y no se necesita más. En lo negativo respecto a esto, las figuras de Great Escape Games no son de una gran calidad. Como alternativa a estas miniaturas, no es difícil encontrar las ofrecidas por Black Scorpion en su línea Tombstone.

De gran calidad y estupendo acabado son los edificios de Great Escape Games, eso sí, ojo, bastante caros. Echadles un ojo AQUÍ y decidid la relación calidad-precio.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Starfox Lawyer

    Un gran análisis Goblin Voyeur y un gran juego.
    Coincido contigo en que a corto plazo es muy entretenido pero que quizá a largo se quede un poco corto…
    Sobre todo por los escenarios tipo “crónica” que se proponen y porque crear una ambientación de Western con escenografía es excesivamente caro para un juego que quizá a las 10 o 20 partidas empiece a cansar.

DEJA TU COMENTARIO