Dreamraiders_51f0f5553e2b8

Descubriendo Dreamraiders (parte 1)

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Desde hacía mucho tiempo (y es que hace ya casi cuatro meses que lo compré) no veía el momento de estrenar Dreamraiders. El problema: uno de nuestro grupo decidió empezar la lectura del manual y nos advirtió que el mismo estaba extensamente imbricado con la aventura de presentación. Podía haber leído los capítulos referentes a las reglas pero Starfox (que fue quien empezó la lectura) nos advirtió que disfrutaríamos más del juego si lo íbamos descubriendo según avanzaba la historia.

Por fin llegó el momento de estrenar el juego. El gran gurú de Saco de Dados y yo mismo nos encarnamos en la piel de Martin Blythe y Jerome Loubomo dispuestos a descubrir qué era eso que tan bien había presentado la gente de Nosolorol

La aventura comienza con varios párrafos leídos casi a renglón seguido pero que, de alguna forma, mantienen nuestra atención en la historia. La corporación Senokrad, a través su presidente el señor Dávalos, se pone en contacto con los jugadores para transmitirles un extraño hecho relacionado con un trastorno del sueño que estaba comenzando a suceder. Al parecer “La eterna vigilia”, como el propio Dávalos lo bautiza, está causada por la utilización de una máquina creada por un amigo común de los personajes (Richard Sawyer) y otra trabajadora de la corporación (discúlpeme el lector por no recordar su nombre). Esa máquina (Yggdrasil) es capaz de poner en comunión las mentes de todos los seres humanos y el citado Sawyer, en su infinita búsqueda por destacar, comete el gran error de conectarse a Yggdrasil. Dávalos está preocupado y piensa que sólo los personajes, por su pasado común con Sawyer, serán capaces de encontrarle y convencerle de que vuelva al mundo real.

Este es el primer contacto de los jugadores con el mundo onírico; la primera presentación. Los personajes se conectan a la máquina y toman contacto con ese otro mundo.

No voy a entrar en detalle acerca del desarrollo de los acontecimientos. Poco a poco vamos descubriendo el sistema de juego. A priori el sistema parece muy complicado (y aún nos faltan cosas por descubrir) pero se basa en describir escenarios en base a los cuatro aspectos oníricos principales de los personajes (Natura, Imago, Realitas y Mnemore). Cada personaje es mejor o peor en uno u otro aspecto y eso se refleja en que puede tirar un dado de mayor número de caras si el escenario coincide con su aspecto principal. Por ejemplo, mi personaje (Jerome Loubomo) tira D10 en los escenarios Realitas y D4 en los escenarios de Imago. Se tiran tantos dados (de las caras apropiadas) como el personaje disponga en su características y tantos D8 como el personaje disponga en su especialidad. Cada escenario tiene un número objetivo de éxitos y hay que superarlos antes de que el número de fallos supere el número objetivo de fallos del director de juego. Si los jugadores llegan superan antes el éxito que el fracaso consiguen su propósito, si el director consigue su número objetivo, ocurre una complicación. Aquí veo un problema, da igual como te enfrentes a la situación, da igual lo creativo que seas, el número objetivo siempre es el mismo, tirarás más dados si consigues convencer al director de que puedes utilizar tu característica mejor, pero será igual de difícil. Las reglas van evolucionando según avanza la aventura (al parecer todavía no conocemos prácticamente nada de nuestras características oníricas) así que espero que esto cambie. Será una cosa sobre la que meteré mano cuando yo dirija el juego.

Al final de nuestra primera aventura tuvimos que tomar una decisión acerca de cómo resolver una situación (que no digo por no hacer demasiado spoiler) y eso marcará el futuro de la aventura. Ardo en deseos en saber cuales eran las otras opciones.

La historia me parece original. Me gusta el juego y la aventura te ayuda a introducirte en el juego perfectamente. No veo el momento de continuar la aventura e introducirnos más en el mundo de Dreamraiders.

Seguiremos informando.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Comentarios
  1. Goblin Voyeur Goblin Voyeur

    Mi interpretación es muy parecida a la tuya. Un sistema raro pero interesante, con el problema que señalas de un número objetivo y ya está, poco más margen a la creatividad, y esa horrible negociación de habilidades (“Pues yo creo que para esto viene bien mi habilidad de Prestidigitación”) que se está poniendo de moda y que detesto. Una historia muy buena, con buenos cliffhanger y una trama casi cinematográfica. Como pegas de la historia, muy lineal (comprensible en una presentación) y que has de rescatar a un tipo por el que no sientes ninguna empatía que además por su cuenta y riesgo la ha liado pardísima. ¡Espero que pronto tengamos la siguiente!

DEJA TU COMENTARIO