dore

“Contadnos, querido Barón….”

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ya tuvimos oportunidad de comentar en el blog el entretenidísimo juego de Las Extraordinarias Aventuras del Barón de Munchausen, un juego narrativo en el que los personajes han de componer una historia improvisada a partir de un punto inicial dado por otro jugador. El jugador deberá crear una historia original, divertida, excesiva y cargada de alabanzas hacia él mismo mientras los otros jugadores matizan su narración con preguntas y correcciones. La narración más divertida ganará la partida.

La propia experiencia de leer el juego de rol de Las Extraordinarias Aventuras del Barón de Munchausen es divertidísima de por sí. En particular, con las preguntas sugeridas para tus partidas puedes echarte unas buenas risas; “barón, contadnos cómo son los modales de los habitantes del Sol, y cómo dichos modales os ayudaron a cartografiar Australia”, “…la historia de cómo vuestro abrigo de pieles os atacó de camino a Colonia”, “…cómo salvasteis la costa de Portugal de inundarse gracias a una confusión de identidades” o “…porqué nunca os quitáis el sombrero en presencia de griegos” son algunos de los ejemplos que salen en el manual y que pondrían en apuros al jugador más creativo.

Reivindico este juego olvidado creando nuevas preguntas para añadir a ya ofrecidas. Así que poneos en el papel del viejo barón, y sed creativos.

“Contadnos, querido Barón…”

 

“Para evitar, según usted, qué tipo de malentendidos, no conviene prestar calderilla a un normando”

“Porqué le debemos a usted la migración de las aves”

“Según qué criterio usted siempre asegura que el invierno es la mejor estación para visitar el mundo selenita”

“Cómo llegasteis a entender el silbante idioma de las abejas, y que es lo que esos insectos dicen sobre nosotros”

“Porqué todos los hombres que miden más de dos metros han de concederos hasta en el más mínimo de sus caprichos”

“Cómo vencisteis al mejor duelista europeo sentado en una mecedora, sin visión en vuestro ojo izquierdo y sin esgrimir ninguna espada”

“Porqué nuestro mundo era un mundo hueco y porqué, tras su intervención, dejó de serlo”

“Qué mínimas precauciones debemos tomar si visitamos los reinos del planeta Mercurio”

“Cómo conseguisteis que en la puritana Inglaterra les fuera concedido el derecho al voto a las urracas durante dos legislaturas”

“Qué exitoso y original deporte inventasteis para las últimas Olimpiadas”

“Cómo consiguió evitar una guerra gracias a su desnudez”

“Qué extrañas aventuras vivió en su visita al cometa Halley, y qué nos deparará la siguiente visita de ese hermoso astro”

“Qué divertida anécdota llevó a la prohibición papal de pronunciar determinadas vocales el tercer domingo de Mayo”

“Cómo ganó -y perdió en una noche- todas las propiedades del reino de Portugal y sus colonias de ultramar”

“Con qué argumentos convencisteis a obispos y juristas de que Salomón llegó a conclusiones equivocadas en su famoso juicio”

“Cuál es el motivo por el que, si quiero abrir una confitería en Praga, he de recibir vuestra aprobación por escrito”

“Porqué todas las mujeres llamadas Hilda os rinden pleitesía”

“Cómo y porqué logró traducir al inglés todas las obras de Shakespeare”

“La desconcertante historia de cómo vaciasteis los canales de Venecia, y qué maquiavélico plan revelasteis al hacerlo”

“Porqué asegura que se casó con la reina de Inglaterra tres veces y se divorció de ella en cuatro ocasiones”

“Cómo consiguió que un cerdo fuera nombrada Papa por aclamación, con el nombre de Pio XIII”

“Con qué propósito dibuja círculos en los campos de cereal de los países británicos”

“Porqué varios países han reconocido la legalidad de una república con vuestro nombre, y porqué tal país es itinerante”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

DEJA TU COMENTARIO